Final del primer tiempo:
¿Qué hacen los futbolistas cuando se retiran?

Durante unos años son ídolos. Para algunos aficionados, incluso héroes. Son seguidos, admirados, imitados… Nos compramos su camiseta, coleccionamos cromos con sus caras, guardamos como un tesoro su autógrafo o una foto con ellos, nuestro corazón late al ritmo de sus jugadas, goles y paradas. Sin embargo, ¿qué pasa con los futbolistas cuando se retiran? Abandonar una pasión como el fútbol y alejarse de LaLiga, ya sea de LaLiga Santander o de LaLiga 1|2|3, no es fácil. Por ello, muchos jugadores toman rumbos profesionales relacionados con el campo de juego tras colgar las botas.

Entrenadores, asesores técnicos o directores deportivos son algunos de los trabajos más comunes de los futbolistas en el “segundo tiempo” de su carrera. Hay historias sorprendentes como la de Pirri, que ganó en 10 ocasiones el campeonato liguero, 4 Copas de España y 1 Copa de Europa. Tras jugar 561 partidos y marcar 171 goles con el Real Madrid, se retiró, acabó sus estudios de medicina y regresó al club como médico. Estuvo 13 años, pasando después a formar parte del cuerpo técnico. Como él, otros muchos ex futbolistas han seguido vinculando su carrera al fútbol. Aquí os contamos algunos ejemplos que podemos ver en LaLiga.

Martín Ortega, Director General del CD Leganés

Martín Ortega, exfutbolista y Director General del CD Leganés, equipo de LaLiga Santander, tenía todas las papeletas para haber escrito una historia similar a la del emblemático jugador del club blanco. ¿Se lo imagina? “Mi madre es enfermera y mi padre, hermana y tío, médicos. Yo tenía claro que iba a estudiar una carrera, es lo que se me había inculcado y yo era feliz estudiando, pero la medicina no era lo mío. No me gusta la sangre, no me gusta el ambiente de hospital, me da hasta mareo”, confiesa. Finalmente fue derecho la opción elegida: “Un amigo de mi padre me explicó en qué consistía la carrera y lo qué significa el derecho, que al final es aplicar el sentido común a la vida, y me encantó. Vi que podía tener muchas vertientes, como la del derecho deportivo, que afortunadamente es a lo que me dedico hoy en día”.

¿Y cómo vino el fútbol? Martín Ortega reconoce que el suyo es “un caso raro”. Si bien su primer contacto con el balón es anterior a su memoria – “hay una fotografía de cuando tenía un año, en la que apenas me mantenía en pie, pero ya estoy dándole una patada a un balón de fútbol casi tan grande como yo”-, él nunca fue de esos niños que sueñan con ser estrellas del fútbol. “Jugaba con los amigos en las categorías inferiores del Ciudad de Murcia y no lo hacíamos mal, pero ni se me pasaba por la cabeza algo más. De la noche a la mañana, con 19 años, me vi jugando en la categoría de plata, pasé de cobrar 120€ al mes para gastos a un salario de futbolista profesional, y eso me cambió la vida”.

El jugador escaló desde las bases del conjunto rojinegro al tiempo que superaba cursos en la universidad. “Por las mañanas entrenaba y por las tardes iba a clase y estudiaba. Era una relación de simbiosis, una cosa me ayudaba a la otra”, recuerda. Terminó su licenciatura y en 2009 dio el salto al Granada CF y, de ahí, al CD Leganés. “Recuerdo un día que, después de entrenar con el Granada, surgió un tema relacionado con el derecho. Todos empezaron a opinar y yo me vi con coraje de decir ‘a ver, sé de lo que estoy hablando porque soy licenciado en derecho’. Todos comenzaron a reír, a decir ‘ah, claro, el licenciao, el licenciao’. No me creyeron. Nunca lo volví a repetir y aquello quedó como si fuera un vacile mío”. Pero no era ninguna broma. Con solo 26 años, cuando vio que “como futbolista no iba a alcanzar metas más altas”, decidió colgar las botas y avanzar por el camino que le ha llevado hasta la Dirección General del Leganés.

Martín Ortega, Director General de CD Leganés, en su despacho - Foto: CD Leganés

Braulio Vázquez, director deportivo del CA Osasuna

Como Martín Ortega hay en LaLiga otros jugadores que, mirando a futuro, hincaron los codos y gracias a ello viven hoy el fútbol desde una perspectiva diferente. Braulio Vázquez, actual director deportivo del CA Osasuna, conjunto que disputa LaLiga 1|2|3, es uno de ellos. Futbolista forjado en las categorías inferiores del RC Deportivo, llegó a jugar en la máxima categoría con este club junto a compañeros de la talla de Bebeto, Fran, Manjarín, Mauro Silva, Martín Vázquez o Txiki Begiristain. Una de esas alineaciones que marcan la historia de un club y que todavía hoy recuerda y añora todo aficionado blanquiazul. “Habiendo estado desde niño en el club, debutar en la categoría élite fue como cumplir un sueño. Es probable que, de coincidir en un Deportivo de menos nivel, podría haber estado muchos años, pero en ese momento yo era consciente de que no tenía nivel para aquel grupo. No estaba preparado ni a nivel físico ni mentalmente para pasar de jugar en campos de Segunda B a hacerlo ante 30.000 personas junto a campeones del mundo”, reconoce Braulio.

“Tenía claro que la carrera de futbolista se acaba muy pronto y que tenía que estar preparado”

Braulio Vázquez

Jugó después en la “Primeira Liga” de Portugal y, de regreso a España, en diferentes clubes y categorías hasta su retirada en 2007. Comenzaba para el gallego una nueva etapa como entrenador, ojeador y director deportivo. “Tenía claro que la carrera de futbolista se acaba muy pronto y que tenía que estar preparado, por eso me saqué el título de entrenador nacional y, además, soy licenciado en Educación Física. El fútbol y formarse no son cosas incompatibles. Puede costarte más, por supuesto, pero se puede, y esto es algo que intento transmitirle a mis hijos”.

Braulio Vázquez, director deportivo del CA Osasuna - Foto: CA Osasuna

Porque Braulio también vive hoy el fútbol como padre. “De tal palo, tal astilla”, como dice el refrán. Las canteras del fútbol español cuentan en sus filas con los hijos de diferentes ex futbolistas que dejaron su huella en el mundo del balón y, Jesús Vázquez , con 16 años, es uno de ellos. El vástago del director deportivo del CA Osasuna, es uno de los canteranos más prometedores del Valencia CF. Son muchas las voces que ya le tildan de crack, pero su padre, aunque orgulloso, se muestra cauto: “No deja de ser un niño al que las cosas le están yendo bien muy deprisa. Por suerte, yo llevo mucho tiempo en el fútbol y puedo ayudarle a mantener los pies en el suelo. Este deporte es muy complicado. Hay jugadores que destacan mucho en el fútbol base y luego no llegan a categorías profesionales”.

Vicente Moreno, entrenador del RCD Mallorca

De la cantera valencianista salió, entre otras muchas estrellas, Vicente Moreno, entrenador de un RCD Mallorca que actualmente juega en LaLiga 1|2|3. Aunque su currículum y carrera deportiva aparecen inequívocamente ligados a otro club: el Xerez CD. 11 temporadas como titular indiscutible, jugador que más veces ha vestido la camiseta xerecista en toda su historia, único futbolista del club azulino que ha marcado en todas las categorías por las que ha pasado el equipo, y un gol inolvidable: el anotado en la temporada 2008/09 en el partido que supuso el histórico ascenso del Xerez CD a la máxima categoría, ante la SD Huesca (2-1). Imposible no citar este momento al recordar su etapa como jugador: “Este ascenso lo viví con una edad avanzada por lo que lo disfruté muchísimo. Tras tantos años en el Xerez, era un club al que tenía mucho cariño y apego. Llegar en Segunda B y escalar tantas posiciones es algo indescriptible”.

Vicente Moreno, entrenador del RCD Mallorca - Foto: LaLiga

“Al retirarme me pidieron directamente que cogiera al primer equipo pero a mi me parecía muy precipitado, respeto mucho el trabajo de entrenador y sé la dificultad que entraña”

Vicente Moreno

Al final de la temporada 2010-11 y con 36 años, Vicente se retiraba y pasaba a ser segundo entrenador del Xerez CD. Pero unos meses después y tras el cese del primer entrenador, aceptaba el reto de hacerse cargo del primer equipo. ¿No sintió vértigo ante tal reto, pasar casi automáticamente de ser jugador a entrenador? “Empecé a prepararme estando en activo. Me saqué todas las titulaciones de entrenador, también la de director deportivo, y comencé a entrenar a un equipo infantil. Aprendí muchísimo. Al retirarme me pidieron directamente que cogiera al primer equipo pero a mi me parecía muy precipitado, respeto mucho el trabajo de entrenador y sé la dificultad que entraña. Cuando me lo volvieron pedir y, dada la situación difícil que atravesaba el club, me vi en la obligación moral de no fallarle al equipo. Me lancé y las cosas fueron bien”.

Francisco, entrenador de la SD Huesca

“En el fútbol, como en la vida, hay que ser valiente”, señala Francisco, entrenador de una SD Huesca que milita en LaLiga Santander, porque “solo así, vas a estar cerca de lo que quieres conseguir. Si no eres valiente, las derrotas duelen más”. Lo dice alguien con una dilatada carrera como jugador, pasando por clubes como la UD Almería y el Albacete BP. Francisco colgó las botas en la temporada 2010-11 al finalizar su compromiso con el Orihuela, pero su retiro como jugador no fue su despedida del fútbol, ya que ese mismo año regresaba a su tierra y tomaba las riendas del filial almeriense.

“En el fútbol, como en la vida, hay que ser valiente. Si no lo eres, las derrotas duelen más”

Francisco

Si tiene que citar a algún referente, Francisco lo tiene claro: Unai Emery. El actual técnico del Arsenal FC fue quien llevó a la UD Almería a ascender hasta la máxima categoría en la temporada 2006/2007, cuando el ahora entrenador era jugador del club. Emery fue también el responsable de despertar en Francisco “las ganas de conocer el mundo del entrenador”. “Desde muy joven tuve muchos problemas de lesiones y, en los últimos años, cuando empecé a ver cerca el final de mi carrera, coincidir con entrenadores como Emery hizo que empezara a entrarme el gusanillo. Él fue quien me mostró el camino y, por eso, empecé a formarme”

Francisco, entrenador de la SD Huesca - Foto: LaLiga

En 2013-14, con solo 34 años, daba el salto al primer equipo almeriense y se convertía en el inquilino más joven del banquillo esa temporada. “Fue toda una sorpresa para mí. Surgió esa oportunidad y no lo dudé ni un momento. Estaba capacitado, me gané la confianza de los jugadores y al final hicimos un año fantástico. Incluso a los dos meses de llegar, LaLiga me dio un premio a mejor entrenador que, por supuesto, hice extensivo a todo el equipo”, recuerda.

Fue valiente en ese momento y lo sigue siendo ahora, al frente de la SD Huesca, conjunto que esta temporada juega por primera vez en su historia en LaLiga Santander. ¿Cómo se vive algo así? “Para mí entrenar al conjunto aragonés es el reto más importante como profesional. Es una ciudad pequeña, una ciudad que nunca ha visto jugar a su equipo a este nivel y, por eso, hay mucha gente ilusionada. Sabemos cuál es nuestra realidad, sabemos que es un club humilde, pero tenemos que seguir peleando. Nunca hay que rendirse, eso es lo más importante”, responde.

Celebración por el ascenso de la SD Huesca a LaLiga Santander por primera vez en su historia - Foto: LaLiga

Javier Calleja, entrenador del Villarreal CF

También disputando LaLiga Santander está el Villarreal CF, al frente del cual se encuentra Javier Calleja. El técnico ha desarrollado toda su carrera como entrenador en el club amarillo, llegando hace siete temporadas para entrenar en categoría cadete y progresando hasta dar el salto al primer equipo en septiembre de 2017. “Es una situación a la que no estamos acostumbrados. En los últimos años el equipo siempre ha estado luchando por competir en Europa y cuando los resultados nos llegan se sufre mucho. Son 24 horas pensando en la evolución del equipo, en mejorar, en su rendimiento, en innovar, en no repetir tareas… la cabeza no para”, explica.

Javier Calleja, entrenador del Villarreal CF - Foto: LaLiga

Para Calleja es fácil “ponerse en la piel de los jugadores” del cuadro groguet y sentir su “incredulidad e inseguridad” ante esta situación. No en vano él mismo tuvo su mejor momento deportivo en el Villarreal CF, donde militó siete temporadas. Luego jugó tres años en el Málaga CF y otros tantos en el CA Osasuna, antes de colgar las botas en la temporada 2012 con 33 años y comenzar a entrenar.

Ventajas de ser entrenador tras colgar las botas

Haber sido jugador – coinciden en señalar los entrevistados – no te faculta para ser entrenador ni te hace mejor, pero sí ayuda. Muchos de los entrenadores que actualmente dirigen a los clubes de LaLiga Santander y LaLiga 1|2|3 han jugado antes en la élite (Simeone, José Luis Mendilibar, Ernesto Valverde, Eusebio Sacristán, Mauricio Pellegrino, etc) y otros muchos han destacado en categorías inferiores, pero el fútbol tiene también ejemplos de grandes técnicos que jamás han pisado una cancha como futbolistas profesionales (Carlos Queiróz, Gregorio Manzano o Mourinho son solo tres de ellos). “Yo siempre digo que haber sido futbolista no es obligatorio ni necesario, pero el hecho de haber vivido con anterioridad todas y cada una de las cosas que viven las personas que tienes a tu cargo, hace que empatices y te da ventaja al poder adelantarte a ciertas circunstancias y situaciones”, resume el entrenador del Mallorca RCD, Vicente Moreno.

En el caso de Braulio Vázquez, director deportivo de CA Osasuna, y Martín Ortega, director general del CD Leganés, su bagaje futbolístico les hace estar más próximos a la plantilla. “Precisamente dicen que uno de los defectos que tengo es que soy demasiado cercano a los jugadores y les protejo mucho. Como jugador, viví situaciones en las que me sentí un poco solo, así que intento que ellos no se sientan sí, les doy cariño y me gusta tener complicidad”, cuenta Braulio. “Aunque el nivel de los futbolistas que hay hoy en el Leganés es superior al que yo pude experimentar cuando jugaba, al final un vestuario es un vestuario. Haber vivido situaciones similares hace que al sentarme con ellos les pueda comprender mucho mejor. Lo saben y me escuchan”, comenta Martín Ortega.

La fortuna de formar parte de LaLiga

El equipo madrileño es, sin duda, uno de los que más ha crecido y mejorado tanto deportivamente como institucionalmente en los últimos tiempos. De hecho, el puesto que ahora ocupa el exfutbolista pepinero se creó hace menos de 2 años para contribuir a la coordinación de todas las áreas de la entidad y ayudar a cumplir las exigencias de LaLiga en cuanto a progresiva profesionalización de la gestión de los clubes. Esta organización está detrás de muchos de los cambios que los entrevistados destacan al echar la vista atrás y analizar cómo ha evolucionado el fútbol desde sus inicios hasta el momento actual. “Me parece que el trabajo de LaLiga es excepcional y esto está repercutiendo en la mejora de todos y cada uno de los clubes”, subraya Martín Ortega, quien desde su puesto en el CD Leganés se relaciona directamente con el departamento de competiciones, legal y económico de LaLiga, entre otros.

Afición del CA Osasuna - Foto: LaLiga

“Ahora el fútbol es más universal, se han extendido los mercados y es normal, por ejemplo, ver ojeadores de Inglaterra, Francia o Italia en partidos de cadetes. Además, hay mejores instalaciones, los terrenos de juego están mucho mejor, todo está más organizado y controlado, el tema salarial y económico también. Y qué decir de las televisiones… LaLiga ha sido clave en este salto cualitativo y cuantitativo”, explica Braulio Vázquez. En la misma línea se expresan Javier Calleja, para quien “gracias a LaLiga el fútbol español ha dado un paso de gigante y se ha proyectado a nivel internacional”, y Vicente Moreno, quien celebra que la atención mediática y las mejoras no sean algo exclusivo de LaLiga Santander sino que también se note en categoría de plata del fútbol profesional. “El seguimiento que se hace a LaLiga 1|2|3 es muy grande. Tuve un entrenador que decía ‘¡qué afortunado soy de poder poder formar parte de LaLiga!’. Y no le faltaba razón”.

“Me parece que el trabajo de LaLiga es excepcional y esto está repercutiendo en la mejora de todos y cada uno de los clubes”

Martín Ortega

Las palabras de Vicente, tomadas de Enrique Martín, ahora al frente del Nàstic, resumen el sentimiento general de los cinco entrevistados. ¿En algún momento se han arrepentido de colgar las botas en el momento que lo hicieron y tomar esta senda profesional? La respuesta de Martín Ortega no puede ser más tajante: “No. Yo siempre digo que para mí el fútbol fue como esa novia que todo mundo te dice lo guapa y simpática que es, cómo te envidian… pero tú no estás totalmente enamorado de ella. El fútbol me llegó de forma inesperada y creo que me faltó disfrutar más en el campo, siendo consciente de que es un juego y dejando a un lado preocupaciones que ni existían. Lo disfruto mucho más ahora”.

El "Estadio de la Cerámica", campo de fútbol del Villarreal CF - Foto: LaLiga

“Gracias a LaLiga el fútbol español ha dado un paso de gigante y se ha proyectado a nivel internacional”

Javier Calleja

“Lo mejor de ser entrenador es que, desde un prisma totalmente diferente, sigo viviendo el día a día del fútbol, en el campo, en los entrenamientos, con los jugadores y, a la vez, con el resto de personas que forman un equipo. En cada club de los que he estado he tenido la sensación de trabajo hecho y de una felicidad intensa”, señala en entrenador del RCD Mallorca, Vicente Moreno. Una sensación de plenitud a la que hace referencia también el entrenador de la SD Huesca, Francisco: “Un entrenador, por muchos títulos que pueda ganar, lo que quiere es que con el paso de los años los jugadores se acuerden de él. Eso querrá decir que has trabajado bien, que has trabajo para ellos”. Sin olvidar, por supuesto, a la afición. Como dice Javier Calleja, técnico del Villarreal CF, “los goles, ganar y los resultados es primordial pero no debemos olvidar el espectáculo, jugar bonito y llegar al corazón de la gente. Yo busco que el equipo transmita, que la afición se identifique, conecte, le guste ir al campo y se sienta partícipe”. Y es que… No es fútbol. Es LaLiga.