27 de noviembre de 2019
27.11.2019

Portillo descarta dimitir con el beneplácito de Ortiz y Ramírez

El director deportivo se aferra a su cargo pese a las críticas y se expone al plebiscito del Rico Pérez el domingo (18.00) ante el Olot

26.11.2019 | 22:18
El director deportivo del Hércules, Javier Portillo, habla con Juan Carlos Ramírez en presencia de Enrique Ortiz en el palco del Rico Pérez. | Foto: JOSE NAVARRO

El entrenador, Jesús Muñoz, continúa al frente del vestuario esta semana pero la directiva exige una reacción.

El director deportivo del Hércules Javier Portillo romperá hoy su silencio y atenderá a los medios de comunicación pero que nadie espere una dimisión ya que el de Aranjuez sigue firme en su propósito de sentarse en el palco el domingo (18.00 horas) ante el Olot. El aluvión de críticas recibidas por la caótica planificación no le hace dar un paso al lado, si bien los dueños Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez sondean desde hace varias semanas el mercado de directores deportivos para llevar a cabo una «transición dulce» llegado el momento. Está descartado que Portillo sea despedido o apartado bruscamente ya que pesa mucho su condición de yerno de Ortiz, quien incluso le convenció para poner las acciones a su nombre y formar sociedad con Ramírez.

El Hércules atraviesa la peor crisis deportiva de su historia ya que, tras la disputa de 14 jornadas, el equipo ocupa puestos de descenso directo a Tercera División, donde nunca ha militado, y las sensaciones que transmiten los jugadores es de que costará un mundo salir de abajo ya que la perdida de identidad del conjunto de Muñoz es alarmante. El Hércules no compite, ha sumado solo dos puntos de los últimos 12 y cada partido emerge la figura de Falcón para evitar una goleada. El humillante 3-0 sufrido el pasado domingo ante el recién ascendido La Nucía enervó definitivamente los ánimos del aficionado de a pie. Los 300 desplazados al Olímpico Camilo Cano abroncaron a los futbolistas al término del partido y algunos de ellos (como los canteranos Olmedo, Borja y Nani) abandonaron el césped entre lágrimas. Minutos después, medio centenar de aficionados acudió al Rico Pérez para mostrar su preocupación a la plantilla, que acudió al estadio a recoger sus vehículos.

Jesús Muñoz dialoga con su ayudante José Vegar en La Nucía. | FOTO: JOSE NAVARRO
En este encuentro con los seguidores participaron todos los futbolistas, así como el técnico Jesús Muñoz, quienes dieron la cara en una situación crítica y muy tensa. El director deportivo Javier Portillo no estuvo presente y esto también sorprendió e indignó a más de uno.

Ortiz y Ramírez peinan el mercado en busca de un director deportivo y la búsqueda y posterior negociación no debería demorarse demasiado ya que el mercado de invierno está a la vuelta de la esquina y el Hércules necesita llevar a cabo una revolución en la plantilla para que reaccione, a imagen y semejanza de la realizada en la temporada 12/13 para evitar el descenso a Segunda B. A mitad de aquel curso llegaron siete jugadores (Pamarot, Cortés, Javito, Nacho González, Paglialunga, Pablo Redondo y Mario Rosas) y el equipo de Quique Hernández se salvó.

Los dueños del club no contemplan que la remodelación de la plantilla en el próximo mes de enero la lleve a cabo Portillo tras el despilfarro realizado el pasado verano con tan pobre resultado. El equipo necesita varios refuerzos que den un salto de calidad y aumenten la competitividad, sobre todo en defensa, donde las bajas de larga duración del central Samuel Llorca y el lateral Felipe Alfonso han dejado al técnico Jesús Muñoz sin margen de maniobra. En una decisión difícil de explicar (aunque hoy debiera hacerlo), el director deportivo decidió no fichar a ningún defensa para cubrir la ficha de Samuel cuando la Federación le permitía hacerlo y la situación se agravaba porque Felipe Alfonso pasaba por el quirófano para ser intervenido de una hernia inguinal. El lateral fichado el pasado verano procedente del Alcorcón no ha tenido minutos desde la primera jornada y está por ver que los pueda tener antes de que acabe el año.

En la reunión celebrada el lunes por la tarde entre Ortiz, Ramírez, Botella y Parodi, también se trató el asunto de Jesús Muñoz, quien seguirá al menos un encuentro más en el banquillo. Los dirigentes esperan una reacción inmediata el domingo ante el Olot, ya que la imagen ofrecida en los dos últimos partidos, ante el Mestalla y La Nucía, ha sido vergonzosa, con el equipo a merced de sus rivales y recibiendo innumerables ocasiones de gol. Para esta jornada el panorama se complica aún más con la sanción de Álvaro Pérez, por lo que Fran Miranda actuará como central o debutará el joven Teo Quintero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook