29 de enero de 2020
29.01.2020

La Generalitat urge a Alicante a convocar una reunión sobre el Teatro Principal

Cultura enviará una solicitud oficial para que el Ayuntamiento celebre el Consejo de Gobierno del coliseo y así desbloquear la situación que lo mantiene sin director desde el 30 de abril

28.01.2020 | 21:52
El Teatro Principal, visto desde el escenario.

El Principal sigue a la espera de que la Concejalía de Cultura elabore las bases del concurso.

Nueve meses sin director, tres desde que presentaron su propuesta para el proceso de selección de candidatos a ese puesto sin recibir respuesta oficial por parte del Ayuntamiento de Alicante y dos desde que la Concejalía de Cultura anunciara que elaboraría su propio documento con las bases que rijan el concurso han sido suficientes para que la Generalitat Valenciana se haya propuesto desbloquear la situación para elegir director del Teatro Principal.

El pasado 10 de enero, la secretaria autonómica de Cultura, Raquel Tamarit, aseguraba a la Ser que había decidido tratar directamente con el alcalde el tema para que se convoque el Consejo de Gobierno, integrado por los tres propietarios (Ayuntamiento, Banco Sabadell y Generalitat). Entonces afirmaba que Luis Barcala había mostrado predisposición a desbloquear la situación.

Ahora, dando un paso más, la Generalitat va a enviar una solicitud escrita oficial al consistorio para «insistir» en que el Ayuntamiento convoque esa reunión de propietarios, con el objetivo de dialogar entre todas las partes y «aunar esfuerzos» para que se diseñen las bases del concurso para elegir director.

Según fuentes del Consell, a día de hoy, «no se ha recibido aún» desde la Concejalía de Cultura ninguna propuesta de texto con las bases para convocar el proceso de selección para el teatro. Y tampoco han recibido ninguna notificación para una nueva reunión del Consejo de Gobierno del coliseo, órgano que se convocó por última vez el 17 de septiembre. «Es importante convocar al Consejo de Gobierno para tratar el tema», aseguran esas fuentes.

Desde Cultura de la Generalitat se considera que es «necesario que se desbloquee este asunto para avanzar entre todos». En este sentido, se asegura que «lo importante es que la ciudadanía tenga a su disposición una programación cultural anual potente en un espacio tan relevante como es el Teatro Principal de Alicante, con una dirección que contribuya a enriquecer la vida cultural de la ciudad con propuestas conjuntas y bien planificadas».

Además, recuerda la Generalitat que la decisión de que la dirección de este centro se eligiera por concurso público se decidió por unanimidad entre las partes en la citada reunión de septiembre.

Propuesta sin éxito


El pasado 6 de noviembre, desde València se envió al Ayuntamiento de Alicante una propuesta con las bases para la recepción de candidatos a ese cargo, con el objetivo de debatirlas. Un documento que no fue recibido de buen grado por el concejal de Cultura de Alicante, Antonio Manresa, que afirmó que se excedía de los requisitos de los que se había hablado en el Consejo de Gobierno. También rechazaba que el valenciano fuera obligatorio, aunque en realidad el documento lo contemplaba como mérito.

A pesar de estas declaraciones públicas, no hubo contestación oficial a ese primer borrador que la Generalitat elaboró como punto de partida. Diez días más tarde, el concejal de Cultura declaró que su departamento se iba a encargar de crear esas bases, ateniéndose a lo que se había debatido entre los propietarios en septiembre, para, a partir de este texto, gestionar el documento final entre las tres partes. Es decir, lo mismo que proponía la Generalitat.

Desde entonces, nada se ha avanzado. «Estamos en el mismo sitio que estábamos», según reconoció el propio Manresa el pasado 9 de enero en el transcurso de una rueda de prensa en el Teatro Principal, que gestiona mientras tanto la subdirectora del coliseo y anterior concejal de Cultura, María Dolores Padilla.

Y tampoco se ha avanzado nada, igualmente en palabras del edil, en el trámite que Servicios Jurídicos debe realizar para que el dinero que aportó la Generalitat para la compra del 28% de la propiedad del coliseo, un total de 3 millones de euros, se pueda emplear para anular la deuda, que asciende a 900.000 euros, y por tanto tampoco para la necesaria reforma del teatro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook