16 de mayo de 2019
16.05.2019

«Alicante tiene mucho que ver con la idiosincrasia de mis proyectos»

El artista de Almoradí Daniel G. Andújar inaugura en Las Cigarreras su primera exposición individual en Alicante en 20 años, en la que muestra 16 proyectos realizados entre 1992 y 2019, con alrededor de 300 piezas

15.05.2019 | 23:42
«Alicante tiene mucho que ver con la idiosincrasia de mis proyectos»
«Alicante tiene mucho que ver con la idiosincrasia de mis proyectos»

Uno de los proyectos, sobre Miguel Hernández, es inédito.

Sistema Operativo. Colecciones no es una exposición. Son muchas exposiciones. Tantas como proyectos ha realizado Daniel G. Andújar (Almoradí, 1966) desde 1992. Casi los mismos años transcurridos desde que este artista mostró una individual en Alicante (MUA). Dos décadas después, Las Cigarreras hace hueco a «uno de los artistas más significativos del panorama español de los últimos 25 años», según el comisario de la muestra, Valentín Roma, y ofrece la oportunidad de conocer cómo ha evolucionado la trayectoria de este alicantino de proyección internacional que en 2015 expuso en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

Un total de 16 proyectos, con alrededor de 300 piezas, se han reunido en esta exposición que se inauguró ayer y permanecerá abierta hasta el 13 de julio, de la mano del Consorcio de Museos, en colaboración con el Reina Sofia y La Virreina Centre de Imatge de Barcelona.

«Dicen que es una retrospectiva, pero a mí no me gusta mucho decir eso, aunque es verdad que se analiza mi trayectoria de los últimos 20 años», afirmó ayer el artista durante la presentación. «Desde que empiezo a trabajar en proyectos de la sociedad de la información en los 90, aunque se recuperan también algunos proyectos preinternet, unos collages muy incipientes ( Se vende,1993)».

Sistema operativo. Colecciones es «un estadio más» de esta exposición que comenzó su andadura en el Reina Sofía, comisariada por Manuel Borja-Villel, y que tras unos años de paréntesis, en los que trabajó en su propuesta para Documenta 14 de Kassel y Atenas, continuó en el Centre del Carme el pasado año, ya con Valentín Roma como curator, para llegar ahora a Las Cigarreras, adaptada, renovada, distinta. «Ha ido variando en cada sitio y para Alicante hemos intentado compilar algunos proyectos relacionados con el contexto alicantino», ya que «Alicante tiene que mucho que ver con la idiosincrasia de mis proyectos».

Por eso, ha querido presentar una pieza inédita, un vídeo sobre Miguel Hernández y el campo de concentración de Albatera, con el único testimonio sonoro que se conserva de la voz del poeta recitando el poema Canción del esposo soldado, grabado en la radio en 1937, donde fue invitado por Alejo Carpentier. «Reproduzco ese documento sonoro de Miguel Hernández que es una figura que me ha acompañado desde la niñez», destaca el artista, que realizó la grabación con un dron que recorre el terreno donde estaba el campo de concentración, del que solo se conserva una pequeña caseta.

También recupera para la exposición el proyecto Democraticemos la Democracia (2011), que inició en Alicante, a través de pancartas que denunciaban el sistema sobrevolando el litoral. «Son vuelos que recorrieron la costa de Alicante en 2011, para denunciar el desarrollo y la especulación inmobiliaria».

La exposición muestra también intervenciones desarrolladas por Andújar para la corporación ficticia Technologies to the people a mediados de los 90, además de la serie Se vende de esa misma década, una propuesta premonitoria sobre la burbuja inmobiliaria. Una de las partes más significativas es Master Pieces. Hack the museum-El museo del pueblo (2018), en la que el artista reflexiona sobre el acceso a la información y el conocimiento con una «réplica» de la galería de un gran museo con la impresión a tamaño real de algunas de las grandes obras del Museo del Prado.

Delante de este proyecto se ha ubicado una de las propuestas más destacadas de Daniel G. Andújar, Los desastres de la guerra. Caballo de Troya, que presentó en el Centre del Carme de València como la anti-falla, como reproducción de Burning the canon, pieza que presentó en Documenta 14, donde fue quemada.

«Es difícil que un artista tenga distintas exposiciones que revisen su trayectoria y que todas ellas formen una especie de serie, de conjunto, lo que dice mucho de la complejidad y versatilidad del trabajo de Daniel», destaca Valentín Roma. «Es complicado que diversas instituciones se pongan de acuerdo para apoyar a un artista y aquí eso ha ocurrido para hacer una revisión de su trayectoria».

Para el director de La Virreina, donde se verá esta exposición (modificada) en febrero, Andújar «es uno de los primeros artistas que empieza a exponer antes en el contexto internacional que en el nacional; le ha costado más exponer aquí que fuera».

El director del Consorcio de Museos, José Luis Pérez Pont, que reivindica Las Cigarreras como espacio para el arte contemporáneo, resalta de la obra del alicantino que es «una radiografía del sistema capitalista y de las problemáticas sociales de la actualidad, un trabajo artístico, combativo y de denuncia, realizado desde el estudio y la revisión de nuestra historia». Esta exposición, en su opinión, supone «saldar una deuda con un artista internacional del que nos parecía necesario que su trabajo se pudiera reconocer en su provincia».

Para la concejal de Cultura de Alicante, María Dolores Padilla, resulta esencial la colaboración y entendimiento con el Consorcio de Museos y de Andújar destaca «el análisis de la sociedad y el tono crítico al sistema, como hilo conductor» de la exposición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook