Blog 
Servicios generales
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Servicios generales - Ana María

Ana María


Archivo

  • 30
    Septiembre
    2019

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Alicante

    Los consejos más útiles a la hora de comprar sillas de oficina

    Si te encuentras en esta situación y estás buscando una silla de oficina, seguramente te interesen los siguientes consejos, los más válidos para hacerse con una buena silla de oficina, la que más se adapte a tus gustos, a tus necesidades, y por su puesto a tu bolsillo.

    Es muy probable que si acudimos a cualquier lugar que se dedique a la venta de sillas de oficina, lo primero que nos sugieran sean las Sillas Ergonómicas. Sin embargo, dentro de este concepto se encuentran muchos modelos distintos de esta clase de sillas, por lo que vamos a ver cómo es cada una y para qué están hechas.

    De modo que, podremos encontrar sillas ergonómicas colectivas, giratorias, de dirección, operativas, de escritorio… Nuestra elección dependerá del uso que le vayamos a dar, así como del tiempo que vamos a pasar sobre nuestra nueva silla.

    Los consejos más útiles a la hora de comprar sillas de oficina

    En primer lugar, como acabamos de comentar, necesitamos saber cuánto tiempo vamos a estar sentados en nuestra silla. Existen sillas para un uso de 4 horas diarias, mientras que hay otras que permiten un uso saludable de hasta 8 horas diarias. Una silla ergonómica será la mejor opción si pasamos demasiado tiempo sentados.

     Sin embargo, sean las horas que sean las que estamos sentados, se recomienda que al menos cada 2 horas nos levantemos y podamos estirar nuestros músculos, ya que permanecer sentados en la misma postura tantas horas no es algo sano.

    Descubre cómo elegir la silla ergonómica ideal para ti

     En segundo lugar, a la hora de hacernos con una buena silla, tendremos que estar muy atentos al respaldo. El respaldo ha de tener una inclinación de alrededor de 90 grados. Además, idealmente debería incluir una amortiguación que, cuando nos sentemos en la silla, permita empujar la espalda hacia adelante.

    Adicionalmente, un respaldo ideal debe contar con unos 30 o 50 centímetros de ancho en su totalidad. Por otro lado, encontramos el cojín lumbar, algo que puede ser muy útil si no queremos cambiar de silla y la nuestra nos resulta incómoda. Este cojín sirve concretamente para prevenir las hernias discales.

    Como cuarto consejo veremos que los reposabrazos también son imprescindibles. Esta parte de la silla tiene como función el descanso de las extremidades. Simplemente con apoyar los brazos sobre estos, veremos que la confortabilidad y el descanso son mayores.

    Además de todo esto, también nos sirven como soporte a la hora de levantarnos y sentarnos, siempre nos viene bien poder apoyarnos en algún sitio. Asimismo, existen reposabrazos regulables que podemos poner en la posición que nos parezca más cómoda.

     Finalmente, como último consejo veremos que la silla ideal deberá tener regulación de altura. Este es un punto clave y prácticamente el más importante, puesto que todo dependerá de nuestra postura, si la silla es mucho más alta o mucho más baja que la mesa, ya estamos haciendo todo mal, tendremos dolores y molestias. Si podemos regular la altura de la silla, estaremos cómodos en todo momento.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook