17 de diciembre de 2018
17.12.2018

Un vertedero en las Salinas

AHSA denuncia la actual degradación del paraje natural de Santa Pola y exige medidas a Fomento

16.12.2018 | 21:06
Un vertedero en las Salinas

Medio ambiente. El tráfico y los residuos que se vierten desde la carretera N-332 que atraviesa de norte a sur las Salinas de Santa Pola provocan un nocivo impacto en este paraje. AHSA exige un nuevo protocolo de limpieza.

Los Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) denuncian la degradación actual que está sufriendo el Parque Natural de las Salinas de Santa Pola, un espacio de gran valor ambiental que es Espacio Natural Protegido, que forma parte de la Red Natura 2000 de la Unión Europea y que está incluido en la lista de humedales del Convenio Ramsar. Esta zona atravesada de norte a sur por la carretera N-332 recibe un destacado impacto negativo sobre los frágiles ecosistemas que la componen, ya que se producen desde atropellos a su fauna hasta vertido de residuos, según la denuncia que hacen pública los ecologistas de AHSA.

En los últimos años, con motivo del aumento de la densidad de tráfico y la consiguiente reducción de la velocidad, ha descendido la mortandad de la fauna en la carretera. Sin embargo, se ha multiplicado el vertido de residuos, la mayor parte envases y bolsas de plástico que son arrojados desde los propios vehículos que hacen uso del vial. En las cunetas, las charcas y los saladares que bordean la carretera es posible encontrar restos de accidentes de tráfico, de señalizaciones o de neumáticos. La vulnerabilidad de los ecosistemas es muy alta en una zona que también es sensible a la contaminación provocada por estos vertidos.

Limpieza de las cunetas

AHSA considera que durante los últimos años la frecuencia de la limpieza de las cunetas de la N-332 a su paso por las Salinas de Santa Pola es menor cada vez, algo evidenciado por la presencia de residuos de plásticos en estado de descomposición. Esto provoca un escenario lamentable que genera un notable impacto ambiental. Los residuos vertidos acaban a menudo en las charcas y saladares y quedan fuera de la limpieza rutinaria de las cunetas cuando se produce.

Ante esta situación, AHSA ha presentado un escrito a la delegación en Alicante del Ministerio de Fomento, administración responsable de la gestión de la carretera. La carta exige un protocolo de limpieza de las cunetas adaptado a la situación de este espacio natural en el que se incluya la eliminación de los residuos vertidos en las charcas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente