13 de enero de 2019
13.01.2019

La Generalitat autoriza en Xixona la mayor planta solar de la Comunidad

El Consell aprueba las declaraciones de Interés Comunitario e Impacto Ambiental para levantar una gran instalación fotovoltaica en El Espartal

12.01.2019 | 20:08
Terrenos afectados por la planta, con la carretera CV-774 que une Xixona con Busot en primer término, en su cruce con el camino que sale a la CV-800 a la altura del vertedero.

Solo falta la Autorización Administrativa, que se espera en cuestión de días, y la licencia de obras, para iniciar su construcción antes del verano.

Vía libre para la puesta en marcha en Xixona de la mayor planta solar de la Comunidad Valenciana, que contempla una inversión de 40 millones y generará energía para abastecer 25.000 viviendas. La Generalitat ha autorizado el proyecto presentado hace un año por la multinacional X-Elio Energy, después de que haya recibido el visto bueno de ocho departamentos de tres consellerias diferentes. El Consell ha aprobado la Declaración de Interés Comunitario (DIC) y la Declaración de Impacto Ambiental, y se espera que en los próximos días obtenga la Autorización Administrativa por parte de la Conselleria de Industria, con lo que solo quedará la licencia de obras municipal. Desde la mercantil anunciaron a este medio que tienen previsto que las obras arranquen en la primera mitad de este año.

El proyecto prevé un gran complejo fotovoltaico, el mayor de la Comunidad junto con otro de la misma capacidad de producción energética que se tramita en Elche. Aunque la DIC contempla en la zona de El Espartal (sur del término municipal) una potencia de 34,818 MWp, de forma paralela se tramita una segunda fase que permitirá rozar los 50 MWp, límite para que la competencia sea de la Generalitat, ya que a partir de esa potencia pasa a ser estatal. La planta de Elche también prevé rozar los 50 MWp y cuenta con la DIC aprobada desde hace dos años, aunque aún no se ha desarrollado.

La primera fase abarca 66 hectáreas en tres parcelas entre el polígono El Espartal y la subestación eléctrica de Xixona, en la partida Turroneros, tal y como ya adelantó este medio en mayo. Los terrenos están pegados a la carretera de Busot (CV-774), con una parcela de 140.000 m2 al poco de pasar el polígono de El Lobo en dirección Busot -a mano izquierda-, y otras dos parcelas que abarcan más de 500.000 m2 poco después -a derecha-, y que están atravesadas por un camino público que une la CV-774 con la CV-800 a la altura de la planta de tratamiento de residuos de Piedra Negra.

El proyecto ha requerido la emisión de numerosos informes de diferentes departamentos, lo que ha obligado a la creación por parte de la Generalitat de una comisión especial para agilizar la tramitación y coordinar las distintas áreas. Los informes favorables han sido emitidos por el Ayuntamiento; la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural (4 informes); la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio (3 informes); la Confederación Hidrográfica del Júcar; el Departamento de Carreteras de la Diputación; y la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo. Algunos de estos dictámenes favorables están condicionados a la adopción de diferentes mejoras y medidas correctoras.

La Comisión Territorial de Urbanismo aprobó el pasado 27 de noviembre esta Declaración de Interés Comunitario solicitada por la empresa Fuente Alamo Energía Solar SL, propiedad de X-Elio. Y posteriormente la Conselleria de Medio Ambiente dio luz verde el 18 de diciembre a la Declaración de Impacto Ambiental, condicionando el proyecto a la adopción de una serie de medidas correctoras, entre las que figuran instalar dispositivos de señalización para evitar la colisión de avifauna contra la línea eléctrica que llevará la energía generada por la planta solar hasta la estación eléctrica que hay a un kilómetro, y medidas de integración paisajística.

Alto valor paisajístico

El documento también establece que por su alto valor paisajístico no se podrán colocar paneles solares en dos recintos concretos de vegetación que sí recogía el proyecto, por albergar «cierta proporción de especies de interés», aunque ninguna protegida. Los terrenos donde se va a desarrollar el proyecto son en su mayor parte de cultivos abandonados. Sobre este Suelo No Urbanizable Común se va a construir la instalación solar fotovoltaica, formada por módulos de silicio dispuestos en estructura tipo seguidor a un eje, y formada por un total de 99.480 módulos de 350 Wp cada uno, lo que da una potencia pico total de 34,818 MWp de potencia instalada. Además, contará con 10 centros de tranformación y la energía se venderá a través de la citada línea de 132 kV que unirá la planta con la subestación.

X-Elio,compañía fruto de la alianza entre la antigua española Gestamp Solar y el fondo estadounidense KKR, cerró hace ya casi un año los contratos de arrendamiento de los terrenos afectados por el plan, y prevé iniciar las obras a lo largo del primer semestre de este año, con un plazo de ejecución es de 12 meses. Las labores de construcción generarán 400 empleos, y después la planta en sí representará entre 20 y 30 puestos de trabajo.

Apuesta por las renovables

La alcaldesa de Xixona, Isabel López (PSOE), explicó que «la tramitación del proyecto está en su recta final y es cuestión de días que obtenga la Autorización Administrativa. Ahora la empresa tendrá que tramitar la licencia de obras municipal para poder empezar los trabajos». Y destacó que «recibir una inversión de esta envergadura dice mucho del potencial que tiene Xixona, y la importancia que tiene un desarrollo sostenible y fomentar las energías sostenibles», reiterando la necesidad de apostar y invertir en las energías renovables, y agradeciendo la implicación de la Generalitat para que un proyecto de esta magnitud pueda salir adelante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook