Blog 
Libertas
RSS - Blog de Santiago de Munck Loyola

El autor

Blog Libertas - Santiago de Munck Loyola

Santiago de Munck Loyola

Funcionario. Licenciado en Derecho y en Ciencias Políticas y Sociología. Residente en Alicante.

Sobre este blog de Nacional

Reflexiones sobre temas de la actualidad política y social.


Archivo

  • 11
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante Nacional

    ¡Viva España y Viva la Hispanidad!

     

    Parecía que no cabía un tonto más en el panorama político nacional, pero no es así. Cada vez que la españolidad se pone en juego, sea en su vertiente deportiva, histórica o política, salta a la palestra toda una recua de majaderos que vomitan su hispanofobia y exhiben sin vergüenza alguna su profunda ignorancia. La democracia tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes y uno de ellos, dadas las particularidades de nuestro sistema electoral, es que cuando votas a unas siglas te tragas la lista entera, mentecatos incluidos.

    La caverna hispanofóbica izquierdista e independentista viene asomando la patita cada vez que puede y sus sectarios exabruptos históricos y políticos se traducen, cuando tiene la posibilidad de tomar decisiones desde un ejecutivo, en manifestaciones de odio como la prohibición de ver partidos de la Selección Nacional de fútbol en las calles de Barcelona o en desprecios institucionales hacia nuestros campeones olímpicos que se enorgullecen de su españolidad.

    Ahora le ha tocado a nuestra Fiesta Nacional, el 12 de octubre, el Día de la Hispanidad. Toda una caterva de indocumentados se ha puesto en fila para ver quien dice la gilipoyez más grande y ofensiva buscando su minuto de gloria en el ranking de su cochiquera populista o independentista. Por segundo año consecutivo, Pablo Iglesias, líder de Podemos, no asistirá a ninguno de los actos conmemorativos del 12 de octubre, con lo que, por cierto, ganarán en categoría, pero su actitud denota un profundo desprecio a lo español mientras no tiene inconveniente alguno en asistir a actos y conmemoraciones separatistas, ni empacho alguno en apoyar consultas ilegales separatistas diseñadas con el único propósito de destruir la unidad de España. El Sr. Iglesias podrá dar las lecciones de patriotismo que quiera, pero su versión del mismo es tan incompatible con la idea de España como la de “los patriotas” que se llevan el dinero a los paraísos fiscales.

    Y si se desciende al escalón de los Ayuntamientos, el panorama es desternillante. Los llamados “alcaldes del cambio” constituyen un conjunto digno de estudio. Cuentan que Churchill en los inicios de su carrera solo se preguntaba cómo hacer para alcanzar un escaño y que tras conseguirlo y observar la inteligencia y preparación de muchos de sus colegas solo se preguntaba cómo diantres lo habían conseguido éstos. Pues algo parecido ocurre con buena parte de esta colección de ediles del cambio. La Alcaldesa de Badalona gracias al PSC, Mª Dolores Sabater, de profesión docente, que sólo obtuvo 5 concejales frente a García Albiol (que obtuvo 10) encabezando la lista de “Guanyem Badalona en Comú”, candidatura transversal, alternativa, rupturista y soberanista (casi nada), ha alcanzado cierta notoriedad entre los hispanófobos al manifestar su intención de que la Fiesta Nacional fuese laboral en su sufrido Ayuntamiento al entender que el 12 de octubre es el Día de Franco y del racismo. Y no estaba sola con semejante estupidez ya que su teniente de alcalde de Hacienda y Recursos Humanos, Jose Téllez, militante de la CUP subrayó que "es una fecha que conmemora un genocidio, el de la ocupación de América, y tiene connotaciones franquistas, cuando se celebraba el Día de la Raza".

    Y el pasado mes de septiembre, los colegas de la esta Alcaldesa en Barcelona, la CUP, presentaron una moción al Pleno para que se retirase la estatua de Colón por tratarse de un monumento “que enaltece el colonialismo y el esclavismo”. Claro que parece que la cosa es normal en la ciudad condal si tenemos en cuenta que en el mismo Ayuntamiento el Concejal de Arquitectura, el socialista Daniel Mòdol califica a la Sagrada Samilia de “pseudo obra de Gaudí”, de una “gran farsa que arrastramos desde hace tiempo” y como “una mona de pascua gigante que hace su camino de la mano de unos privados” y nadie le pone en su sitio.

    Pues sí, es evidente que todavía caben muchos más tontos. Los majaderos están a la orden del día, están de moda y lo saben, por eso se afanan en destacar en fechas especialmente señaladas. La conquista de América fue un episodio histórico con sus luces y sus sombras, una proeza realizada hace más de 500 años que no es posible enjuiciar solo ni desde la perspectiva tan extendida de la leyenda negra bien tejida y mejor comprada por los enemigos de España, ni desde la perspectiva de un maniqueísmo simplista.

    Quedémosnos con lo positivo, con el legado que supone una gran comunidad cultural de más de 600 millones de personas. El 12 de octubre es nuestra Fiesta Nacional, el Día de la Hispanidad, la conmemoración de una gesta que supuso una gran base para la construcción de España como Nación y de su proyección internacional durante siglos. Y, si a los que padecen hispanofobia les jode, que se jodan (y perdón por la expresión) en su caverna de odio e inquina. ¡Viva España y Viva la Hispanidad!

    Santiago de Munck Loyola

    https://santiagodemunck.blogspot.com.es

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook