14 de enero de 2019
14.01.2019
Trucos

Cómo congelar y descongelar el pan correctamente

Trucos y consejos para conseguir que el pan siga fresco, crujiente y sabroso como el primer día

14.01.2019 | 10:42
Cómo congelar y descongelar el pan correctamente

Congelar el pan es uno de los rituales por excelencia en una cosa. No siempre da tiempo a consumir todo el pan de la compra y congelar unas cuantas barras se convierte en una buena opción para aprovechar lo que no nos comemos en el día y así tenemos para el resto de la semana.

Conoce los trucos para que el pan congelado se conserve fresco y mantenga su textura original. Además, no conviene tenerlo muchos días en el congelador, porque pierde propiedades.

Forma correcta de congelar el pan

A todos los vuelve locos el pan recién hecho, aún caliente y sabroso. A la hora de meterlo en el congelador no importa que sea integral, de trigo, centeno o grano entero. Posee múltiples propiedades y nutrientes, favorece el tránsito intestinal y nos aporta cantidades óptimas de sodio y proteínas. Si eres de los que consume pan a diario averigua cuál es la mejor forma de congelarlo y que se mantenga fresco y rico como el primer día.

Siempre fresco

A la hora de guardar el pan en el congelador es mejor aprovechar sus primeras horas fuera del horno para que se mantenga tierno cuando decidas sacarlo. Una vez salgas del horno, si está recién hecho, déjalo reposar hasta que se enfríe un poco y seguidamente introdúcelo en el congelador. Pero ojo, no todos son aptos para ello, depende del tipo de pan y sus ingredientes. Así que asegúrate de ello antes de comenzar el proceso.

Mejor en pequeñas porciones

Como bien predica el refrán, 'los mejores perfumes se guardan en frascos pequeños'. Lo mismo ocurre con el pan. Mejor trocearlo y guardar pequeñas porciones para reducir el consumo de energía y descongelar de manera responsable, sólo la cantidad que nos vayamos a tomar.

Cómo guardarlo en el congelador

¿Conoces las bolsas de congelación? Puede ser una gran idea usarlas para aislar el pan del resto de alimentos que tengas en el congelador y que no se impregne de otros olores. Conviene apuntar en la bolsita la fecha de congelación del pan para llevar la cuenta y consumir el que lleve más tiempo congelado y dejar los más recientes para más adelante. Con este método también se evita que la escarcha que se genera en este electrodoméstico caiga en las porciones de pan. Otra opción si no tienes este tipo de bolsas es echar mano del socorrido y siempre presente en todos los hogares papel de aluminio.

Diferentes formas de descongelar el pan

Llegó la hora. Y te dispones a descongelar el pan que con tanto mimo conservaste en el congelador. Sácalo un par de horas antes de consumirlo y déjalo al aire libre para hasta que esté listo. Un truco para que salga en óptimas condiciones del horno es introducir en la parte de bajo un bol con agua y dejar que se caliente el pan 5 minutos a temperatura media. Si tienes pensado cocinar con este electródoméstico aprovecha el calor residual para este proceso y de paso, ahorras en la factura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook