14 de noviembre de 2018
14.11.2018

El método infalible para adelgazar antes de Navidad

Te contamos como el "método del plato" te ayudará a perder peso y comer equilibrado

14.11.2018 | 14:09
El método infalible para adelgazar antes de Navidad

Lo de comer en un plato de postre para reducir la ingesta de comida, un método muy utilizado hace unos años para adelgazar, es un mito. Los nutricionistas recomiendan comer en plato grande. La razón es sencilla: así es más fácil llevar a cabo el "método del plato" para comer equilibrado.

Con este truco para perder peso, además de comer variado, es imposible pasar hambre (aquí te mostrábamos alimentos que te saciarán te mostrábamos y te evitará ansiedad por comer en una dieta para perder grasa).

Cómo funciona el "método del plato"

Para llevar a cabo el "método del plato" en cada comida sólo es necesario dividir el plato en tres partes imaginarias.

Una mitad del plato tiene que estar repleta de vegetales que pueden ser tanto crudos (ensaladas, zanahoria cruda, tomates...) como cocidos (judías, brócoli, champiñones, espinacas..). Todos estos alimentos, además de ser una gran fuente de vitaminas y nutrientes, son los que menos calorías aportan por lo que es mejor ingerirlos en mayor cantidad.

Un cuarto del plato tiene que ir destinado a los alimentos que destaquen por su aporte de proteínas. En este apartado incluiríamos la carne, el pescado y los huevos. El tamaño de la ración de carne o pescado no puede exceder el cuarto del plato. De esta manera, no nos pasaremos con la ingesta de estos alimentos altos en proteínas.

Otro cuarto del plato es el destinado a los carbohidratos: pasta, arroz, patata y legumbres. Otra manera de medir las raciones de este grupo de alimentos es con una taza o un puñado, pero, a efectos, viene a ser la cuarta parte del plato.

Con este sencillo método es posible llevar una dieta completa y equilibrada que, por supuesto, tendrá que ir acompañada de una ingesta importante de agua (en este artículo te contamos cuánta agua hay que beber según la edad). Lo recomendado, de media, es beber 2 litros de agua al día.

A todo esto, habría que añadir el consumo de fruta (que podría incluirse a modo de postre tras las comidas) y de las llamadas grasas buenas (por ejemplo, la procedentes de los frutos secos que pueden ingerirse a modo de "snack" entre las comidas).


Recetas para seguir el "método del plato"

Aunque, a priori, los platos elaborados siguiendo este truco puedan parecer aburrido, no lo son. Permiten infinidad de combinaciones. Estas son algunas de las recetas.

1. Wok de quinoa con gambas. La quinoa entra dentro del cuarto de los hidratos, las gamas dentro del cuarto de las proteínas y el resto lo completaremos con unas verduras salteadas al gusto (por ejemplo: espárragos trigueros, pimiento rojo y verde, calabacín...)

2. Ensalada de arroz. Tomate, calabacín y guisantes pueden ser los ingredientes vegetales que ocupen la mitad del plato. Del otro lado, un cuarto de arroz y un cuarto de bonito. Un plato completo al que también se puede añadir un poco de queso desgrasado para darle un toque diferente.

3. Desconstrucción del método del plato. También es posible seguir esta regla, pero sin juntarlo todo en el mismo plato. Es decir, se puede tomar una ración de crema de verduras de primero y, de segundo, un trocito de pescado con unas patatas cocidas (para completar los otros dos cuartos del "método del plato").

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook