16 de marzo de 2020
16.03.2020
Información
CORONAVIRUS

Un confinamiento a medio gas en Torrevieja

La actividad es mucho menor que un lunes ordinario pero anormal para el encierro que se exige

16.03.2020 | 13:26
Un confinamiento a medio gas en Torrevieja

La actividad en las calles de Torrevieja hoy 16 de marzo es mucho menor de la que se produciría en un lunes "normal" pero mayor de lo que se podía esperar por las medidas de confinamiento impuestas por el estado de alarma. Colas en estancos, supermercados, farmacias, paso de vehículos, obras a pleno rendimiento... todo en el centro del casco urbano de Torrevieja.

Hoy sí, por fin, la Policía Local y la Guardia Civil han logrado que la imagen de los paseos marítimos sea la de vacío total. Algo de lo que se encargaba a primera hora una patrulla de la Guardia Civil junto al monumento del Hombre del Mar. Se ha logrado porque se han precintado los accesos al paseo. Ese mismo espacio estaba repleto de gente en las terrazas e incluso la playa el viernes, y en menor medida, el sábado, como avanzó INFORMACIÓN. Hoy además ha amanecido entoldado y con amenaza de lluvia.

El panorama cambiaba más hacia la zona administrativa y comercial del centro del casco urbano de Torrevieja. Tráfico de vehículos, gente "comentando" la situación en las aceras, y bastante actividad. Como si al encierro del fin de semana, seguido de forma muy escrupulosa, le hubiera seguido un lunes con excusa para salir al mismo tiempo a la farmacia, el supermercado e incluso las herboristerías -que siguen abiertas-, o a algunas tiendas ajenas al sector sanitario y alimentario que han decidido abrir. Y los peatones, pegados a su móvil, indicaban en sus conversaciones que había que hacer cola para todo.

Un peluquero de la calle Caballero de Rodas se disponía a cortar el pelo a un cliente y explicaba a este diario que "nadie" le ha dicho que cierre. En un bajo de la calle San Policarpo una cuadrilla trabaja a buen ritmo en la adecuación del local -la construcción es una de las actividades autorizadas en el decreto de estado de alarma-. En la misma calle sigue abierta una ferretería y tienda especializada en pintura. Lo mismo ocurría en una obra de viviendas de Diego Ramírez, mientras que operarios de Iberdrola trabajaban con una pequeña retroexcavadora en la calle Maldonado. Los desplazamientos por los viales de acceso y carretera a Torrevieja no contaban con limitaciones.

La actividad administrativa se ha paralizado. El Ayuntamiento ha decicido dejar servicios mínimos de cara al público después de la confirmación de un positivo entre sus trabajadores. Las colas frente al registro Prop que se producían el viernes pasado con presencia de la Policía Local han desaparecido porque ese servicio ha cerrado sus puertas.

El alcalde Eduardo Dolón ha explicado en un vídeo difundido por su jefatura de prensa que los plazos administrativos para todos los trámites están paralizados. La Policía Local sigue rogando por magafonía que la población respete el confinamiento. También ha estado identificando a quien claramente incumplía el confinamiento aunque sin aplicar, de momento, sanciones. Quizá la lluvia consiga esta tarde lo que no logra una enfermedad invisible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook