10 de marzo de 2020
10.03.2020
Información

Médicos y pediatras de atención primaria de la Vega Baja exigen un límite de pacientes diario

El Sindicato Médico denuncia que los profesionales del Departamento de Salud de Orihuela están «saturados» al llegar a atender a más de 20 personas en una hora

09.03.2020 | 22:18
Médicos y pediatras de atención primaria de la Vega Baja exigen un límite de pacientes diario

La gerencia busca cubrir cuatro plazas de pediatría vacantes.

Saturación, demoras, falta de control sobre los pacientes y ansiedad entre los médicos. Es el resumen de la situación que denuncian los profesionales de Atención Primaria del Departamento de Salud de Orihuela por el gran número de pacientes que atienden a diario. El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV) exige un techo de pacientes. Es decir, un número máximo de pacientes diario por cada profesional después de que pediatras de centros de salud de la Vega Baja hayan atendido en los últimos días hasta a 22 niños en solo una hora. «Una barbaridad, es inasumible y es un abuso, inadmisible», se queja el José Manuel Peris, delegado sindical del Sindicato Médico en el Departamento de Salud de Orihuela.

Este diario ha podido comprobar las citas de varios profesionales en los últimos días con una media de entre 15 y 20 pacientes en determinadas horas, lo que lleva a los médicos de Atención Primaria a llegar a atender a unas 45 personas en una mañana... Mañanas que se alargan más allá de las tres de la tarde por culpa de esa saturación, que también provoca las normales quejas de los usuarios por retrasos de más de una hora para entrar en las consultas. Esta saturación se está dando, especialmente, en pediatría de Atención Primaria. Los sindicatos médicos están denunciando ante Salud Laboral los casos de pediatras que atienden a más de 30 niños al día y de médicos de familia que ven a 40 personas diarias (se recomienda 20 en el caso de los pediatras y 30 para los médicos de Familia). «Y hay pediatras que han llegado a ver a 45 niños en una mañana y médicos a más de 50 personas, de hecho ya he puesto como unas 50 denuncias de este tipo», señala el portavoz del Sindicato Médico.

Secuelas


«Esta situación conlleva secuelas físicas y psicológicas para los médicos», critica Peris. Sea en Albatera, Callosa o Catral, ninguno de los municipios del Departamento de Salud de Orihuela, que dependen del Hospital Vega Baja, se libran de esa saturación, según denuncia el sindicato.

El pasado 3 de marzo un pediatra atendió en un centro de salud de la comarca a 22 niños en una hora y en otro centro de salud otro profesional de pediatría vio a 16 menores citados hasta tres en la misma hora. Así, el pediatra, en el primer caso, solo disponía de 2,5 minutos para cada paciente y en el segundo de cuatro minutos, muy por debajo de lo recomendable que es de 10 minutos por paciente. «Esto provoca retrasos y demoras porque es imposible atender a un niño en tan poco tiempo y el menor así no está bien visto, lo mires como lo mires», se queja el pediatra Martín Ferrando, del Sindicato Médico. Este profesional denuncia que se están citando más pacientes de los que cada médico puede ver en condiciones adecuadas.

El problema radica en que, tanto los médicos de familia como los pediatras de Atención Primaria, están asumiendo el cupo de pacientes de otros compañeros que están o de baja o de libranza al haber estado de guardia, sin que se cubra ese puesto. Por ello, el CESM-CV exige que se sustituyan los días de libranza, de asuntos propios y bajas, además de la creación más plazas. «No es de recibo tampoco que a un paciente se le dé cita a 10 o 15 días vista», indica Ferrando.

Desde la gerencia del Departamento de Salud de Orihuela señalan que se han habilitado cinco nuevas plazas para pediatría en Atención Primaria, pero solo una se ha cubierto. Hay cuatro vacantes en la bolsa de trabajo que, por falta de interés, no se cubren ya que muchos profesionales no quieren ir a Atención Primaria. La gerencia espera que en las próximas semanas esa búsqueda de profesionales dé sus frutos y se puedan cubrir esas necesarias plazas.

Desde el Sindicato Médico animan a los profesionales que superen el cupo de pacientes diarios que se considera dentro de la normalidad a que lo denuncien porque la Ley de Protección de Riesgos Laborales los ampara. Además, repercute en la seguridad del paciente, alerta este sindicato, porque no pueden atender correctamente a los pacientes que tienen cita «si en tres minutos hay que darle paso a otro y ¿quién quiere que atiendan a su hijo en esas condiciones». «Faltan médicos y lo que se hace es que los pacientes se reparten entre los profesionales que hay en cada centro de salud, cebándose con el escaso personal, y también se opta por dar citas con hasta dos semanas lo que provoca que muchos usuarios se vayan directamente a las urgencias, colapsando este servicio», explica José Manuel Peris.

En urgencias se ha reforzado con un profesional más, de dos a tres, el servicio entre las 15 y las 22 horas «ya que los dos que había estaban viendo a 80 pacientes cada día y nos quejamos», señala Peris, quien termina zanjando que «esto no es hacer medicina, es trabajar a destajo».

Licitan varios vehículos para atención domiciliaria en el Hospital Vega Baja


Los médicos y personal de enfermería de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria (UHD) del Hospital Vega Baja dispondrán en unas semanas de vehículos para usar en sus desplazamientos. La Conselleria de Sanidad ha sacado a licitación varios utilitarios para que sean usados por ese personal ya que hasta ahora utilizan sus propios coches para hacer los desplazamientos. Así lo ha confirmado a este diario el gerente del Departamento de Salud de Orihuela, Miguel Fayos.

De esta manera se pondrá solución a una de las reivindicaciones del personal sanitario que pertenece a esa unidad, que se desplaza a los domicilios de los pacientes. La epidemia de coronavirus ha modificado también los hábitos de este personal, ya que es el encargado de recoger las muestras en los domicilios de aquellas personas que pudieran tener la enfermedad. De hecho, la gerencia del Departamento de Salud de Orihuela ha puesto a su disposición, hasta que lleguen los nuevos vehículos, un coche de alquiler tras las quejas del sindicato de enfermería Satse por los riesgos que tenía el hacer uso de sus utilitarios para llevar las muestras desde los domicilios de los pacientes.

El gerente del hospital señaló a este diario que, tras reunirse con los sindicatos, propuso el poner a disposición de la UHD un vehículo de alquiler para realizar este servicio. El personal, no obstante, sigue todas las recomendaciones sanitarias y va provisto de la vestimenta adecuada y segura para atender a los posibles casos y a las dos personas que están aisladas en su domicilio de Callosa de Segura con Covid-19 o coronavirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído