28 de noviembre de 2019
28.11.2019

Turismo de autocaravana con polémica en Torrevieja

El Ayuntamiento expedienta a un aparcamiento de 5.500 m2 que da servicio a 85 roulottes en el interior de un residencial

27.11.2019 | 23:49

El residencial asegura que la actividad no se ajusta al uso autorizado.

Al espacio central del residencial Eliseos Playa -en Mar Azul, en el extremo sur del litoral de Torrevieja- le ha «crecido» en la última semana un aparcamiento de autocaravanas de 5.500 metros cuadrados de uso lucrativo y promocionado en redes sociales. La indignación y las denuncias administrativas de los vecinos han ido a más conforme la empresa, que ha ido solicitando permisos, avanzaba en la construcción del recinto. La actividad está enclavada en una explanada de los diez bloques de este residencial, caracterizados por sus fachadas de colores, construido hace 30 años y con 600 propietarios. La firma tramitó una autorización al Ayuntamiento -una declaración responsable- para adecuar un aparcamiento que diera servicio exclusivo a los residentes:un parking privado en superficie «no comercial». Obtuvo un certificado de compatibilidad urbanística bajo ese epígrafe en febrero de 2018, en el anterior mandato.

Pero la actividad real no se ajusta, «ni de lejos» a esa solicitud, siempre según la comunidad de propietarios, el administrador de fincas de uno de los edifivios, Pedro Gea, y el propio Ayuntamiento, a través del edil de Actividades, Federico Alarcón. La empresa se publicita en las redes sociales por contar con todos los servicios de un aparcamiento de autocaravanas con vistas al mar, bajo el cobro de tarifas. Este suelo urbano es compatible con usos residenciales, terciarios e incluso de aparcamiento, pero no para su explotación comercial, según el expediente municipal. El «mosqueo» de los vecinos comenzó hace un par de años los residentes pudieron comprobar cómo desaparecía el improvisado jardín plantado décadas atrás para aplanar la superficie. Algo que el Ayuntamiento saldó con una multa al talarse ejemplares de palmera, una especie protegida. Sin más infracción urbanística porque el terreno no es zona verde. Después llegaron el resto de obras. La ocupación de los terrenos y su vallado ha cegado, según las mismas fuentes, los caminos que empleaban los vecinos para conectar los distintos bloques del residencial. Y la propiedad, supuestamente, ha convertido en rampas dos accesos con escalera desde la calle para que puedan entrar y salir los vehículos.


Justificación


El edil de Actividades, Federico Alarcón (PP) indicó a este diario que el Ayuntamiento tiene abierto un procedimiento en la que se le da un plazo de audiencia a la empresa expedientada. El informe señala que los técnicos municipales han podido corroborar que la actividad para la que se pidió autorización no se ajusta a la que se realiza -que además no está contemplada en el planeamiento-. La actividad a podrá continuar si justifica que su actividad se ajusta a la licencia, o por el contrarío podría ser clausurada. La firma, con cuya gerencia este diario no ha podido contactar tras reiterados intentos, ha comprado un local aledaño en la que ha habilitado aseos y evacuación para las letrinas de los vehículos, además de otras dependencias fijas para quienes llevan la casa a cuesta de vacaciones.

Siete euros al día a cincuenta metros de la playa


La firma ha aprovechado el tirón del turismo de autocaravana que ahora estaciona de forma en zonas públicas como las calas para lanzar esta oferta. Siete euros al día con espacio suficiente para 85 autocaravanas. Se publicita como «espacio para autocaravanas» cerca de los principales servicios de la ciudad -como el Hospital-y ofrece lavadora, duchas, circuito de videovigilancia piscina, aseos o wi fi. Y a cincuenta metros de la playa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook