06 de agosto de 2019
06.08.2019

Orihuela renuncia a una subida del IBI del 3% y dejará de ingresar 800.000 euros

El concejal de Hacienda asegura que se podrá hacer frente a las obligaciones del Ayuntamiento con los ingresos actuales - El impuesto recauda 26 millones de euros

05.08.2019 | 22:00
Vista aérea de la ciudad de Orihuela.

La concejalía anuncia un remanente de tesorería de 12,5 millones de euros.

El Ayuntamiento de Orihuela ha optado por renunciar a la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) del 3% recomendada por el Ministerio de Hacienda. El Consistorio recibió una carta que en caso de querer aplicar la subida, debía ser remitida con la firma del alcalde de la ciudad, Emilio Bascuñana. El plazo se extinguió el paso 31 de julio y el alcalde optó por no rubricarla. De esta forma se renunciaba al incremento del impuesto sobre los inmuebles con la consecuencia de dejar de ingresar las arcas municipales unos 800.000 euros en 2020.

Ayer, la que fuera concejala de Hacienda hasta la semana pasada -cuando se reorganizaron las concejalías tras el pacto con Ciudadanos- Sabina-Goretti Galindo, y el reciente titular de la concejalía, Rafael Almagro, anunciaban la decisión adoptada hace unos días. Almagro ha apuntado que «esto [los 800.000 euros] nos vendría muy bien para continuar con nuestro crecimiento e inversiones pero el alcalde ha tomado la decisión y nos parece que es una medida muy adecuada, entiendo que deber ser un motivo de satisfacción que se continúe en esta línea». El concejal hacía referencia a la tendencia mantenida el pasado año cuando también se renunció a una subida del 7% de los valores catastrales.

«Durante 2018 se adoptaron los mecanismos necesarios para que no se reflejara en los recibos de 2019 y lo mismo va a ocurrir con el ejercicio 2020» añadía. Almagro ha apuntado que en concepto del IBI, el Ayuntamiento recauda por el orden de los 26 millones de euros.

Las razones esgrimidas para justificar la decisión adoptada se remontan a 2015, en la transición del equipo de gobierno que les precedió. «Cuando llegamos en 2015 se había solicitado lo contrario, un incremento de los valores catastrales hasta situarlo al 50% de los valores de mercado. Pudimos haber paralizado aquella decisión dada pero creíamos que era necesario para la economía municipal el hecho de que se produjese esa equiparación con el resto de municipios de España. Una vez que aquello se produjo llegó otra fase donde se nos piden otras subidas y ahí es cuando el alcalde dijo que era suficiente, que bastantes esfuerzos habían habido en los años anteriores» explicaba ayer en rueda de prensa el concejal de Hacienda.

La concejala durante la legislatura pasada, Sabina-Goretti Galindo, ha añadido que «el Ayuntamiento, las arcas municipales, tiene capacidad, por lo que realmente no hace falta, aunque siempre vienen bien, para cumplir con nuestras obligaciones y con lo que queremos hacer para los próximos cuatro años».

En la misma comparecencia, ambos ediles han anunciado también que el resultado del remanente de tesorería una vez hechos todos los ajustes precisos y tras la liquidación del ejercicio de 2018, la cuenta general del Ayuntamiento de Orihuela cuenta con más de 12,5 millones de euros.

Remanente


El destino de este remanente no han sido confirmado durante la comparecencia. «Con base en el criterio que digan en intervención, que será más prudente, lo llevaremos a pleno en septiembre y se verá que se puede hacer» comentaba Almagro. Sabina Galindo ha comentado en qué dirección puede dirigirse este remanente. «La ley permite gastarlo en inversiones financieramente sostenibles pero además en sentencias o en lo que se deba. Son los criterios prioritarios que marca la ley» explicaba la concejala.

Ambos concejales se han congratulado ante los datos reflejados. «Estamos en el camino de que Orihuela mantenga un posicionamiento preferente respecto a otros Ayuntamiento de la Comunidad Valenciana y España para hacer frente a gastos e inversiones» señalaba Almagro. Con estos datos, el equipo de gobierno tiene numerosos proyectos anunciados para esta legislatura.

El pago a proveedores baja de 30 días


El promedio para los pagos se sitúa en 27 días, un notable contraste con los 100 días que se llegaron a alcanzar

Los proveedores del Ayuntamiento de Orihuela obtienen sus pagos correspondientes en 27 días. Así lo anunció el actual concejal de Hacienda, Rafael Almagro, junto a la concejala de la legislatura pasada, Sabina-Goretti Galindo. Esta información la hicieron pública en la misma rueda de prensa en la que anunciaron ayer la renuncia a acogerse al incremento del Impuesto de Bienes Inmuebles del 3% y en la presentación de los resultados de remanente de tesorería, 12,5 millones de euros, antes de adentrarse en las vacaciones estivales. Tal y como indicaron, el promedio de pago a proveedores se había instalado en los 27 días. Para ofrecer estos datos, el concejal se acogió a los reflejados en el mes de junio. Almagro ha asegurado que en otros momentos, estos pagos alcanzaron los cien días. El concejal se ha mostrado muy satisfecho porque los plazos se enmarcan y no superan el mes. «Se ha hecho una gran labor para estar dentro de los 30 días» apuntaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook