14 de marzo de 2019
14.03.2019
Orihuela

La Confederación vuelve a culpar al riego tradicional de la contaminación del Segura

La CHS justifica su acusación en que la mayor parte de los residuos se acumulan en el cauce viejo del Segura al que solo llegan azarbes de la huerta de la comarca y no de aguas arriba

14.03.2019 | 09:10
La Confederación vuelve a culpar al riego tradicional de la contaminación del Segura

La entidad de cuenca difunde una reunión con los representantes del Juzgado de Aguas de Orihuela para tratar la falta de caudales en Puertas de Murcia

La Confederación Hidrográfica del Segura aseguró ayer en un comunicado textualmente que el "problema" de la presencia de residuos flotantes en el río Segura, tiene su origen en la llegada de esta contaminación al cauce "a través de los canales de riego". Los regantes de la Vega Baja mantienen que la mayor parte estos residuos entran por las tomas del río desde aguas arriba, en la Región de Murcia. El problema al que se refiere la CHS es la contaminación del río por cientos de toneladas de residuos flotantes, en especial pláscticos de uso cotidiano como botellas de agua mineral y refrescos.

La falta de agua, que también se abordó en la reunión, tiene su punto de origen en el azud de Ojós (Murcia) desde donde se derivan desde el cauce natural del Segura, que se usa como conducto transporte de las aguas trasvasadas del Tajo, los caudales correspondientes al trasvase del Tajo-Segura y los que corresponden desde hace más de un milenio a los regantes tradicionales del río.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, acompañado del comisario de aguas, Javier García,reunió ayer con los representantes del Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela "para atender sus reivindicaciones en lo que se refiere a la disponibilidad de recursos hídricos". En concreto, se ha abordado la forma de garantizar el acceso al agua de la comunidad de regantes Puertas de Murcia, perteneciente a este Juzgado de Aguas. Un encuentro que se produjo tras las denuncias públicas del juzgado sobre la escasez de los caudales, que en algunos casos no superan los diez litros por segundo cuando el agua fluye a casi 4.000 por las infraestructuras del postrasvase para los agricultores del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo Segura.

El "encuentro de trabajo" también ha servido para coordinar actuaciones encaminadas a reducir la presencia de residuos sólidos flotantes en el río Segura, un problema causado por la llegada de estos vertidos a través de los canales de riego. Afirmación que se produce después de que los medios de comunicación nacionales hayan puesto en el foco en las cientos de toneladas de plásticos que flotan en el río en la Vega Baja, en especial en la desembocadura en Guardamar. La Confederación no ha tenido más remedio que iniciar una recogida de urgencia de esta basura, que ha justificado con la limpieza del arrastre de sólidos flotantes derivado de las crecidas del río de finales del año pasado.

La entidad responsable de la limpieza del dominio público asegura que las toneladas de residuos acumulados en el caso de la pantalla del cauce viejo de Guardamar no proceden de aguas arriba del río porque los azarbes de desagüan a esta ribera no tienen conexión con el cauce nuevo.También explica que una vez que ha limpiado la zona se ha llenado de nuevo de flotantes en un escaso periodo de tiempo.

En la reunión "ha quedado constancia", interpreta el órgano de Cuenca, de la coordinación existente entre el Juzgado Privativo y la Comisaría de Aguas, "a fin de alcanzar los objetivos planteados como consecuencia de las restricciones que siguen vigentes, dada la situación de prealerta por sequía en los regadíos de la cuenca".

Imagen de la reunión difundida ayer por la CHS de la reunión con el juzgado de Aguas de Orihuela

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook