21 de diciembre de 2016
21.12.2016
Gota fría

El Gobierno declara hoy Orihuela zona catastrófica tras el episodio de gota fría

La comisión de secretarios otorga hoy la figura de «zona afectada gravemente» a la comarca, con el fin de paliar los destrozos en huerta, costa y viviendas

20.12.2016 | 23:58
El Gobierno declara hoy Orihuela zona catastrófica tras el episodio de gota fría

El Ayuntamiento creará una oficina para atender a los afectados y evaluar las pérdidas.

El Gobierno hará efectiva hoy, tras una comisión de secretarios y subsecretarios, la declaración de Orihuela como «zona gravemente afectada por una Emergencia», la figura legal para establecer ayudas de cara a paliar los graves efectos que ha dejado el temporal de gota fría con el desbordamiento del Segura en las afueras de la ciudad y las inundaciones en varias pedanías y huertas de zonas rurales como Molins o La Campaneta, y también en varios puntos de Orihuela Costa.

Así lo anunció ayer el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que acudió a Orihuela para conocer de primera mano los daños ocasionados por las lluvias. Así, «Orihuela y todos los puntos de la comarca afectados se verán beneficiados de las ayudas que se conceden desde el Ministerio de Agricultura, el de Trabajo y Seguridad Social, Hacienda, Economía y del Interior, concretamente desde la Dirección General de Protección Civil y Emergencias».

Para ello, desde hoy, una vez pasados los efectos del temporal, se comenzarán a evaluar los daños para determinar qué acciones se llevarán a cabo. La parte más afectada ha sido la huerta y la Costa, donde el efecto del temporal ha acabado prácticamente con todas las playas y causado diversos daños materiales en varias urbanizaciones del litoral. En Orihuela ciudad, varias cocheras y casas también sufrieron inundaciones en la zona del Teatro Circo, Alfonso XIII y Plaza Nueva, a causa del colapso de la red de pluviales que, al no poder desembocar en el río por la crecida, expulsaban el agua por calles y plazas.

Atención

El alcalde, Emilio Bascuñana, apuntó ayer que «desde el Ayuntamiento se creará una oficina de atención a los afectados para recopilar los daños ocasionados», si bien no apuntó ni dónde ni cómo podrán tramitarse esas solicitudes, ya que será una realidad «en los próximos días». Por el momento, todas las miradas están puestas en la huerta, especialmente en las zonas colindantes al Reguerón, en las que la rotura de compuertas en azarbes por la presión del agua y el colapso de los mismos a causa de la crecida del cauce anegó por completo decenas de plantaciones y el agua llegó a entrar a varias casas y cocheras de las pedanías.

El ministro Zoido visitó ayer, precisamente, la vereda del Rincón, en Molins, el punto en el que el Reguerón desemboca en el Segura, para conocer de la mano de los propios agricultores las consecuencias más graves del temporal. El titular de Interior destacó la «colaboración entre los distintos organismos de emergencias, desde el municipal hasta el de la Generalitat, y el trabajo de la Subdelegación del Gobierno, pues sin su intervención y coordinación las consecuencias habrían sido peores». Un gesto, el de agradecimiento entre distintas administraciones –y más de diferentes color político– que reconoció que «no es habitual» pero sí «justo». A falta de estimación oficial, los daños se contarían por cientos de miles de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook