19 de diciembre de 2019
19.12.2019
CASO SALA

La Audiencia estudia si ordena conservar Novocar y el coche de la viuda de Sala por si se repite el juicio

Las instalaciones donde fue asesinada María del Carmen Martínez son ahora de otro propietario, que las usa también para un negocio de automoción

18.12.2019 | 23:44
La Audiencia estudia si ordena conservar Novocar y el coche de la viuda de Sala por si se repite el juicio

Mantener las instalaciones del antiguo Novocar en el mismo estado en que las recibió el actual propietario así como conservar el Porche Cayenne donde María del Carmen Martínez fue tiroteada hace ahora tres años. Es la petición que tiene sobre la mesa la magistrada Francisca Bru, presidenta del tribunal del jurado que ha enjuiciado el crimen de la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala. Un proceso que se saldó con la absolución del yerno de la víctima Miguel López, único acusado del asesinato, pero cuya sentencia ha sido recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) tanto por la acusación pública como por la particular que en nombre del hijo de la fallecida ejerce el abogado Francisco Ruiz Marco.

El letrado se apoya en la Ley de Enjuiciamiento Criminal para solicitar la conservación «del lugar del delito» y de los «efectos de cualquiera clase que puedan tener relación con el delito» ante la posibilidad de que el TSJ estimara las apelaciones interpuestas y ordenara la repetición del juicio. María del Carmen fue asesinada de dos disparos en la cabeza en el interior de su coche, que estaba estacionado al fondo del lavadero de lo que entonces era Novocar, el negocio de automoción que regentaba su yerno.

Las instalaciones eran propiedad de las tres hijas de la víctima en virtud del acuerdo al que llegaron con su hermano para separar sus patrimonios. El pasado julio se las vendieron a la mercantil Candelenas Holding S.L., que las lleva explotando desde hace unas semanas bajo la denominación comercial «ocasionplus.com», también en el sector de los coches.

La conservación de este espacio sin modificar su estructura y la prohibición de vender el Porsche, también propiedad de las tres mujeres, ya se acordó durante la instrucción del caso. La misma medida que ahora Ruiz Marco reclama hasta que la sentencia sea firme.

En su recurso al TSJ, al que pide que anule el juicio y se celebre de nuevo, el letrado plantea que la devolución del primer veredicto, que era condenatorio y fue destruido, «cercenó de raíz a las acusaciones». El fiscal precisa que para la nueva vista, además de cambiar el magistrado y el jurado, también el letrado judicial ha de ser distinto. Y esgrime la «parcialidad de la magistrada», entre otros motivos, para pedir la nulidad de la vista . La defensa de López tiene que responder ahora a ambos recursos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook