10 de julio de 2019
10.07.2019

De turismo cannábico en Benidorm

La Policía Nacional detiene a cuatro personas al desmantelar por segunda vez un club de fumadores de «maría»

09.07.2019 | 22:08
Un momento del registro de la Policía en el club cannábico de Benidorm.

Funcionaba como punto de venta de drogas y ofrecía a turistas un carnet de socio por un día a 20 euros.

El amparo legal a los clubes de fumadores de cannabis cada vez se utiliza en diferentes puntos de la provincia para desarrollar al mismo tiempo una distribución ilegal de sustancias estupefacientes que son adquiridas en dichos locales pero las consumen fuera de ellos. La última operación policial contra una de estas asociaciones ha sido realizada en los últimos días por la Policía Nacional en Benidorm, donde los agentes han desmantelado por segunda vez este año un club cannábico que entre sus clientes tenían a numerosos turistas y han detenido a cuatro personas, las mismas que en un intervención de principios de año.

Según informó ayer la Comisaría Provincial de Alicante, en el registro del club se intervinieron más de trece variedades de marihuana y seis de hachís. En concreto, los investigadores decomisaron cerca de 400 gramos de «maría», 100 gramos de hachís, 400 «porros» ya preparados para su consumo, 3.000 euros en efectivo y 250 euros falsos.

Los detenidos, de entre 19 y 31 años y nacionalidad española y colombiana, son el encargado del local y tres trabajadores, los cuales han sido acusados de delitos de tráfico de drogas, asociación ilícita y falsificación de moneda, por los euros falsos que tenían en el establecimiento registrado.

Vuelta a la actividad

El Grupo I de Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm ya detuvo a estas mismas personas a principios de año y el club cesó en su actividad, aunque se abrió de nuevo. La investigación ha revelado que «no se llevaba ningún control sobre los socios» y había personas que pagaban 20 euros para hacerse socios por un día y poder adquirir así la droga.

Según la Policía, esto último era lo que ocurría con un gran número de turistas que acudían al club para comprar marihuana y hachís y ya no regresaban más. La Policía asegura que al club acudían muchas personas que estaban poco tiempo en el local y salían del establecimiento con la droga que compraban. La Comisaría asegura que en la mayoría de las ocasiones la sustancia estupefaciente era adquirida sin ningún control en el club cannábico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook