28 de febrero de 2019
28.02.2019

Cuatro detenidos por tráfico de drogas en un club cannábico de Benidorm

La Policía Nacional interviene más de dos kilos de marihuana y hachís, valorados en 12.000 euros

28.02.2019 | 16:24
Cuatro detenidos por tráfico de drogas en un club cannábico de Benidorm
Parte de la droga incautada.

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas acusadas de tráfico de drogas usando como tapadera un club privado de consumo de cannabis en Benidorm. Dos de los detenidos son el presidente y el secretario del club y en la operación los agentes han decomisado 1.843 gramos de marihuana de más de veinte variedades de cannabis sativa, 450 gramos de hachís y 11 gramos de aceite y resina de hachís.

La droga incautada habría alcanzado un valor de 12.000 euros una vez distribuida al menudeo. La Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm inició las pesquisas en enero ante las sospechas de que estaban vendiendo sustancias estupefacientes en el interior de un club privado de fumadores de cannabis.

Las pesquisas permitieron constatar a la Policía la implicación de miembros de la directiva del club y desvelaron que además de los socios también acudían turistas británicos a los que proporcionaban un carnet de un día de validez para acceder al local y "enmascarar la venta de sustancias estupefacientes".

La Policía comprobó asimismo que se realizaron numerosas transacciones en las que los compradores, muchos de ellos ajenos al club, compraban cantidades de marihuana muy por encima del límite diario estipulado y no la consumían dentro del establecimiento, sino que únicamente accedían al local para adquirir droga y marcharse.

Una vez identificados los sospechosos se organizó un dispositivo que comenzó con la detención del encargado del club y de un empleado y concluyó con el arresto del presidente del club y el secretario. Los investigadores incautaron los más de dos kilos de marihuana y hachís mencionados al registrar el club, dos habitaciones anexas y un garaje.

Dos trampillas

Los investigadores descubrieron en los registros que había dos trampillas que comunicaban el club con un garaje. Según la Policía, la droga que se distribuía en el local estaba oculta en una bombona de butano manipulada que transportaban en un vehículo. El coche lo aparcaban en el garaje y tras sacar la droga de la bombona la subían por una de las trampillas, que daba acceso a la barra de atención a los clientes del club.

La Policía también vio una segunda trampilla en fase de construcción cuya finalidad era facilitar el paso de empleados al garaje sin necesidad de salir a la calle.

Los arrestados fueron puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 1 de Benidorm.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook