30 de mayo de 2019
30.05.2019

Arrestan a un vecino de Novelda por grabar a sus compañeras de trabajo en el aseo

La Guardia Civil ha detectado grabaciones de cinco empleadas de una explotación agrarias del Medio Vinalopó

30.05.2019 | 13:27
Aseo con el portarrolllos donde estaba la cámara.

La Guardia Civil de Aspe ha detenido a un vecino de Novelda como presunto autor de las grabaciones de vídeo realizadas a al menos cinco compañeras de trabajo en una explotación agraria de la comarca del Medio Vinalopó. El arrestado colocó la cámara en el portarrollos de papel higiénico de un aseo portátil de una empresa agraria y la Guardia Civil investiga si hay más víctimas además de las cinco ya identificadas en grabaciones incautadas. Igualmente, realiza sus pesquisas para comprobar el uso que ha hecho de las imágenes grabadas.

Agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Aspe iniciaron sus indagaciones tras la denuncia presentada por el gerente de una empresa agraria del Medio Vinalopó. El denunciante relató a la Guardia Civil que una de sus empleadas se había dado cuenta de la existencia de una cámara de vídeo pequeña que habían colocado en el portarrollos del papel higiénico.

La cámara fue entregada a la Guardia Civil por el denunciante y los agentes comenzaron a analizar las grabaciones que había almacenadas en la tarjeta de memoria. En el examen de las imágenes comprobaron que había grabaciones de cinco mujeres diferentes en el interior del aseo portátil.

Asimismo, en uno de los vídeos se podía ver a un hombre que llevaba un bote de pegamento y salía instalando la cámara en el aseo portátil.

El hombre pudo ser identificado como un ciudadano ucraniano de 52 años que también trabajaba en la misma empresa agraria. Sin embargo, a raíz del hallazgo de la cámara se marchó del trabajo y ya no regresó, ni siquiera para cobrar el finiquito por despido.


La Guardia Civil de Aspe averiguó que el sospechoso vivía en Novelda y el pasado martes por la tarde fue localizado y detenido. Los investigadores registraron su domicilio en Novelda e intervinieron un ordenador portátil, una tablet, un teléfono móvil, una cámara de vídeo y varios sistemas de almacenamiento cuyo contenido será analizado para averiguar si hay más grabaciones y más víctimas.

Por el momento el detenido ha sido acusado de cinco delitos contra la intimidad y ha quedado en libertad provisional tras ser puesto a disposición judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook