14 de marzo de 2019
14.03.2019

La permuta de terrenos para la nueva Comandancia se firmará en breve tras tres décadas de gestiones

El alcalde de Alicante y el delegado del Gobierno anuncian en la toma de posesión del nuevo jefe de la Guardia Civil que este año se resolverá el proyecto de cuartel en Rabasa

13.03.2019 | 22:05
El coronel José Hernández Mosquera jurando el cargo.

Hernández Mosquera confía en lograr unas instalaciones «dignas y modernas».

Después de más de tres décadas de gestiones entre el Ayuntamiento de Alicante y la Guardia Civil para alcanzar un acuerdo de permuta de la actual Comandancia el convenio que regulará este intercambio a cambio de más de 26.000 metros cuadrados en Rabasa para el nuevo acuartelamiento de la Benemérita se firmará en breve y este año podría estar incluso redactado el proyecto de construcción. Así lo anunciaron ayer el alcalde de Alicante, Luis Barcala, y el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, al finalizar el acto de toma de posesión del coronel José Hernández Mosquera como nuevo jefe de la Guardia Civil de Alicante.

El propio coronel Hernández Mosquera aseguró en su discurso que uno de sus objetivos de su mandato es conseguir «la ansiada construcción de una nueva Comandancia» para tener unas instalaciones «dignas y modernas». En término similares se pronunció el general jefe de la VI Zona de la Guardia Civil, José Hermida, quien indicó que la construcción de la nueva Comandancia de Alicante, la tercera del país tras Madrid y Valencia, es una de las prioridades preferentes de la Secretaría de Estado de Seguridad y de la Dirección General.

Barcala explicó además que esta semana se ha aprobado una partida presupuestaria para la urbanización del entorno de la parcela en Rabasa y dijo que «en breve» se firmará el convenio de permuta. Además señaló que el uso de la actual Comandancia será «cultural».

Jura del cargo

El coronel José Hernández Mosquera juró su cargo como máximo responsable de la Guardia Civil en un sencillo acto castrense celebrado en la Comandancia, donde estuvo arropado por numerosos familiares, entre ellos sus hermanos Juan y Alejandro –también coroneles de la Guardia Civil–, mandos del Instituto Armado, Policía Nacional, Policía Local, Policía de la Generalitat, Mando de Operaciones Especiales, Comandancia Naval y Subdelegación de Defensa.

También acudieron, además del alcalde y el delegado del Gobierno, otras autoridades como la subdelegada del Gobierno, los rectores de la Universidad de Alicante y Universidad Miguel Hernández, el presidente y el vicepresidente de la Cámara de Comercio, el presidente de la Audiencia, el fiscal jefe y el juez decano, entre otras personalidades.

El nuevo jefe de la Guardia Civil de Alicante aseguró en el acto que asume el mando de la Comandancia con la misma ilusión que hace 30 años cuando se incorporó como teniente en Buñol y afirmó que cumple una de sus mayores aspiraciones profesionales. Hernández Mosquera se refirió a los 2.700 agentes para decirles que «verán en mí al jefe que defienda sus derechos y exija sus obligaciones» y mostró su compromiso con trabajar para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

La lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado, la protección de los colectivos de riesgo, sobre todo las mujeres víctimas de la violencia machista, y la seguridad ciudadana son algunos de los retos que Hernández Mosquera se propone conseguir en su mandato.

Asimismo, recordó que este año se celebra el 175 aniversario de la Guardia Civil y abogó por mejorar la calidad del servicio al ciudadano y preservar los valores tradicionales del Instituto Armado para que siga siendo la institución más valorada.

El coronel pidió a los agentes la misma entrega y profesionalidad demostrada hasta ahora para continuar la labor de sus antecesores con el fin de mantener, y mejorar si es posible, la eficacia. Además agradeció expresamente el apoyo del teniente coronel Francisco Rodríguez, que ha dirigido la Comandancia los últimos ocho meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook