14 de marzo de 2019
14.03.2019

Un niño de casi dos años cae al vacío desde la ventana de un cuarto piso en Alicante

Un techo de uralita amortiguó el golpe y el SAMU atendió y trasladó al menor en estado grave a la UCI del Hospital General

13.03.2019 | 22:05

Un niño de 22 meses se precipitó ayer tarde al vacío desde una ventana de su casa en un cuarto piso en Alicante y tras ser atendida en el lugar por los sanitarios del SAMU fue evacuado en estado de gravedad al Hospital General, donde ingresó a primera hora de la tarde en la Unidad de Cuidados Intensivos.

El accidente ocurrió poco antes de las cuatro de la tarde en un inmueble situado en el número 80 de la avenida de Alcoy en Alicante. Por causas que se investigan, el niño, que cumple en mayo los dos años, se cayó a un patio interior desde una ventana entreabierta de su domicilio. El pequeño impactó contra un tejado de uralita, lo que al parecer amortiguó el golpe.

Por la zona por donde se cayó no estaban los tendederos del inmueble, lo que habría amortiguado aún más la caída del pequeño.

La madre se encontraba en el cuarto de baño de su domicilio cuando se produjo el accidente y al darse cuenta bajó de inmediato a socorrer a su hijo accidentado.

El teléfono de emergencias 112 recibió el aviso comunicando el accidente del niño y al lugar se desplazaron agentes de la Policía Local y Policía Nacional, así como una ambulancia del SAMU.

Asistencia en la ambulancia


El menor resultó herido de gravedad y el personal sanitario se hizo cargo del niño y procedió a atenderle en la ambulancia del SAMU antes de estabilizarle y trasladarle al Hospital General.

La Policía Nacional también se encargó de trasladar a la madre del pequeño en un vehículo hasta el Hospital General.

Además de las patrullas uniformadas de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, en el lugar del accidente se personaron posteriormente efectivos de la Brigada Provincial de Policía Científica para realizar una inspección ocular de la zona por donde cayó el menor, así como especialistas de la Brigada Provincial de Policía Judicial para recabar datos sobre las circunstancias en que se produjo el suceso.

Todos los datos recabados por la Policía indican que se trata de otro desafortunado accidente.

Este nuevo accidente se produce poco después de otro similar que le costó la vida a un niño de 8 años que cayó desde un quinto piso en Alicante a finales del pasado mes de febrero. Asimismo, a principios de este mes una niña de 8 años sufrió un traumatismo craneoencefálico y una fractura de fémur al caer desde la ventana de su casa en un tercer piso en Burjassot. La pequeña explicó que se había precipitado accidentalmente al asomarse para ver a los niños en el patio de su colegio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook