05 de diciembre de 2018
05.12.2018
Torrevieja

Tres detenidos en Torrevieja por estafar 12.000 euros a personas a las que ofrecían amistad

La Guardia Civil de Torrevieja acusa a una mujer, a su hija y al yerno de realizar compras con los datos de tarjetas bancarias de víctimas a las que captaban en redes sociales con el gancho de servicios de compañía

05.12.2018 | 14:45
Agentes de la Guardia Civil analizan tarjetas bancarias.

La Guardia Civil ha detenido en Torrevieja a dos mujeres de 42 y 19 años, madre e hija, al novio de la joven, de 26, como presuntos autores de un delito continuado de estafa bancaria de 12.500 euros a personas que captaban a través de páginas de contactos y aprovechaban cualquier descuido para fotografiar sus tarjetas de crédito, con las que realizaban compras de manera fraudulenta.

Los agentes de la Guardia Civil de Torrevieja, que también les imputan un delito de pertenencia a grupo criminal, realizaron las detenciones tras analizar una serie de denuncias que presentaban el mismo patrón: un hombre extranjero de avanzada edad y alto poder adquisitivo era víctima de varias estafas bancarias realizadas con su propia tarjeta de crédito en comercios online. Estos hombres aseguraban que no habían realizado esas compras y que además la tarjeta bancaria nunca había salido de su cartera.

Las investigaciones llevaron a la Guardia Civil hasta una coincidencia que resultó clave. Todos habían tenido una relación de "amistad" con una mujer bastante atractiva de 42 años, con la que habían contactado en redes sociales.
Esta mujer, una vez se ganaba su confianza, aprovechaba cualquier descuido para realizar fotografías de los números y claves de las tarjetas de crédito de estos hombres. Cuando marchaban de su casa, le pasaba estas fotos a su hija y a su yerno, para que compraran a su antojo cosmética de lujo, ropa de marca, complementos e incluso reservaran viajes y noches de hotel.

Medidas de seguridad

Para evitar ser descubiertos, tomaban distintas medidas de seguridad, como acordar la entrega de los pedidos en lugares diferentes, cambiar de número de teléfono constantemente y hasta usaron los datos de una amiga, menor de 17 años, para hacer las reservas a nombre de ésta, sin que ella lo supiera. De hecho, hasta fue investigada no detenida en un principio, como presunta co-autora de las estafas, pero resultó carecer de responsabilidad penal.

A los tres detenidos se les imputa la presunta comisión de al menos ocho delitos de estafa bancaria mediante uso de tarjeta de crédito y un presunto delito de pertenencia a grupo criminal. La cifra estafada asciende a unos 12.500 euros estafados a través del comercio electrónico. Las dos mujeres y el hombre han quedado en libertad con medidas cautelares tras su puesta a disposición judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook