07 de julio de 2018
07.07.2018

17 detenidos por tráfico de drogas en 4 asociaciones cannábicas de la provincia

La Guardia Civil frena la actividad de estas cuatro organizaciones en Dénia, Xàbia, Calp y Benissa

07.07.2018 | 12:41
Parte del material incautado durante una de las tres operaciones

La Guardia Civil ha desmantelado cuatro asociaciones cannábicas en Dénia, Xàbia, Calp y Benissa que supuestamente traficaban con droga entre sus clientes y asociados. En total hay 17 detenidos. La operación ha acabado con 34.300 euros en efectivo incautados, cerca de 18 kilos de marihuana, 1 kilo de hachís, 1 kilo de polen de hachís, 760 porros preparados y 1.000 semillas de marihuana.

Tres operaciones en los últimos dos meses. Esta es el trabajado que ha realizado la Guardia Civil en la zona norte de la provincia de Alicante, donde varias organizaciones que supuestamente traficaban con marihuana y hachís, bajo la denominación de asociaciones cannábicas, han sido desmanteladas.

En la primera operación se detuvo a cuatro personas, todos hombres de entre 32 y 36 años. Dos de ellos, hermanos, eran los cabecillas del grupo y habían creado una asociación con dos locales, uno en Dénia y otro en Benissa. Pero, a pesar de ser los fundadores, tal y como informa la Guardia Civil, sus nombres no aparecían en ningún documento puesto que utilizaban el de otras personas para evitar ser relacionados con el delito.

Habían alquilado una vivienda en Pego para abastecerse. Allí cultivaron 400 plantas de marihuana, crecidas gracias a un enganche ilegal de luz que dejó una factura sin pagar cercana a los 5.000 euros. Electricistas y jardineros, que luego se convirtieron en guardias de seguridad con un arma simulada bajo el brazo, participaron en el montaje de esta plantación.

El resultado de la intervención en los dos locales mencionados, junto a otros cuatro domicilios en Dénia, Pedreguer, Beniarbeig y Pego, fueron 12 kilos de marihuana en cogollos preparada para su venta, 1 kilo de polen de hachís, 300 gramos de hachís y 2.000 euros en metálico.

Segunda operación

La Guardia Civil de Calp dirigió la segunda operación. Un hombre, de 28 años, había contratado a tres personas que distribuían la sustancia a demanda de sus clientes para, supuestamente, lucrarse de la venta de marihuana y hachís. La actuación acabó con la detención en Calp y en Moraira de 7 hombres y 2 mujeres, de entre 19 y 40 años, todos implicados en el tráfico y venta de drogas en el local de una asociación cannábica calpina.

Los registros efectuados en domicilios de Calp, Moraira y un local de Calp dieron como resultado la aprehensión de 31.700 euros, 2 kilos de marihuana, 650 gramos de hachís, 1.000 semillas de marihuana, 1 prensa hidráulica y un compresor.

Xàbia

La tercera operación se realizó en dos locales de dos asociaciones de Xàbia, en los que, al igual que en las operaciones anteriores, se distribuía y vendía marihuana. En uno de ellos se incautaron, clasificados por diferentes tipos de marihuana, 3 kilogramos, repartidos en 1.075 bolsas de 2 o 3 gramos preparadas para la distribución, 760 porros y 530 euros; una mujer y un hombre fueron detenidos. Otras dos personas, de entre 21 y 33 años, fueron detenidas en una segunda asociación, en la que se incautó hachís y una máscara para fumar, entre otros.

Las tres operaciones, dirigidas respectivamente por agentes de la Guardia Civil de Benissa, Calp y Xàbia, comenzaron por la queja de los vecinos donde se ubicaban esas asociaciones, a las cuales tildaban de "fumaderos" de marihuana, que provocaban fuertes olores en la comunidad y podían incitar a menores de edad a consumir ese tipo de droga.

Todas las asociaciones han coincidido en tener una estructura orgánica similar, en la que uno o varios socios principales señalaban el papel que tenía que cumplir el resto, contando con distribuidores, empleados del local, clientes fijos, contables e incluso con electricistas y jardineros para el cultivo de la marihuana.

La actuación ha culminado con 17 personas, 14 hombres y 3 mujeres, como presuntos autores del delito de tráfico de drogas y organización criminal. A los detenidos relacionados con los locales de Benissa y Dénia se les ha añadido, además, un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico y otro de daños causados a la vivienda donde estuvo la plantación. Tras su paso a disposición judicial, todos han quedado en libertad con cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook