23 de enero de 2017
23.01.2017
Pilar de la Horadada

Muere el bebé de una menor de 16 años que parió en casa y no le cortó el cordón umbilical

Los padres de la joven, procedentes de Estonia, avisaron a la Policía al hallar en el baño el cadáver del niño, que nació el pasado jueves

23.01.2017 | 02:10
Muere el bebé de una menor de 16 años que parió en casa y no le cortó el cordón umbilical

Ni los progenitores de la madre ni su pareja sabían que estaba embarazada.

Un bebé de tan solo tres días falleció ayer en una vivienda en Pilar de la Horadada y, según ha podido saber este diario, a causa de que no se le cortó el cordón umbilical en el momento de su nacimiento, el pasado jueves. La Guardia Civil y la Policía Judicial investigan el caso, que despertó ayer muchas dudas entre los propios agentes ya que la madre de la menor, de 16 años de edad, dio a luz sin recibir asistencia hospitalaria y su familia, su madre y la pareja de esta, aseguraron ayer que ni siquiera sabían que la menor estaba embarazada.

Sin embargo, fueron ellos mismos los que dieron aviso a las autoridades tras encontrar, según la versión de los padres, de origen estonio, el bebé, ya fallecido, en el cuarto de baño de la vivienda, situada en la Urbanización Pinar de Campoverde de la localidad. Un suceso en circunstancias muy extrañas que deberá ser esclarecido por la investigación policial, que ha asumido la Guardia Civil de la localidad y la Policía Judicial.

La llamada de los padres de la menor a las autoridades se produjo ayer por la tarde, momento en el que se desplegó el dispositivo policial para tratar de esclarecer los hechos. Tras confirmar la muerte del bebé, la Policía recabó pruebas en la vivienda y tomó declaración a la madre de la adolescente y a su padrastro, si bien no trascendió el estado de la joven tras dar a luz o si requirió ayer asistencia médica.

Precintada

La habitación donde fue encontrado el bebé quedó ayer completamente precintado para facilitar la investigación policial. Los servicios funerarios y la Guardia Civil abandonaron la vivienda poco después de las nueve de la noche de ayer, con el cuerpo ya sin vida del bebé, aunque no trascendió si se ha detenido a la menor o sus progenitores.

Lo que está claro es que la versión dada por los tutores de la adolescente arroja muchas dudas al caso, pues según ha podido saber este diario, la chica convivía con la pareja, por lo que, a priori, parece difícil ocultar un embarazo durante nueve meses y haber dado a luz en la casa sin que los adultos se hubiesen percatado.

Las autoridades pidieron ayer precaución con el caso al tratarse de una menor, y apuntaron a que no será hasta dentro de unos días, cuando se hayan atado todos los cabos, hasta que haya resultados concluyentes.

Fuentes municipales apuntaron a que conocieron este suceso a través de la Policía, ayer, y que, en estos casos, deben ser ellos los que esclarezcan lo sucedido, pues desde la Concejalía de Bienestar Social no tienen constancia del caso del embarazo de la menor, ni de problemas con la familia.

Aislada

La zona donde ocurrieron los hechos es una de las urbanizaciones con numerosas casas aisladas de la localidad. La calle está en un lugar relativamente escondido, por lo que los vecinos apenas se percataron de lo sucedido en el interior de la vivienda.

El suceso recordó a lo acontecido el pasado mes de octubre cuando un indigente encontró el cadáver de una recién nacida en un contenedor, envuelto en una manta. Entonces, los agentes no tardaron en localizar a la madre, que tenía otros dos hijos, y resultó ser una vecina que vivía apenas 50 metros del contenedor, donde fue encontrado el cadáver de la niña fallecida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook