17 de noviembre de 2018
17.11.2018

El Gobierno alerta del retraso del Consell en reclamar las ayudas para financiar la Volvo

El Ejecutivo de Pedro Sánchez alega que no puede tramitar la declaración que permite exenciones fiscales a los patrocinadores del evento porque aún espera que la Generalitat le pida que Alicante sea puerto de salida

16.11.2018 | 21:24
Varios veleros en Alicante durante la última salida de la Volvo Ocean Race.

El Gobierno de Pedro Sánchez parece haber olvidado que el pasado mes de junio vetó en el Senado tras llegar al poder una enmienda para declarar Alicante como puerto de salida de la Vuelta al Mundo a Vela y darle la condición de «acontecimiento de excepcional interés público». El ejecutivo estatal ha alegado en una respuesta al Senado que todavía no ha podido empezar a tramitar la declaración de la Volvo como evento de «excepcional interés público» porque aún no se lo ha pedido la Generalitat Valenciana, autoridad competente para reclamar «la oportuna solicitud». La oficialización del evento como acontecimiento de interés público es un paso previo imprescindible para que los patrocinadores puedan tener ventajas fiscales y por tanto ayudar a la financiación del evento. Cualquier acto deportivo con esta declaración puede ser objeto de exenciones tributarias que se regulan a través de la labor del Consorcio Alicante Vuelta al Mundo a Vela.

Sin embargo esta declaración todavía está en el aire al estar la Sociedad Proyectos Temáticos, dependiente de la Generalitat, en plena renovación del nuevo contrato con los nuevos gestores de la regata. El director general de Proyectos Temáticos, Antonio Rodes, explicó que una vez se renueve el contrato y sus condiciones se aprueben por el pleno del Consell, se enviará al Gobierno para solicitar la declaración de evento de interés público ya que ahora mismo la salida oficial no tiene ni tan siquiera nombre, ya que al retirarse Volvo del negocio de la regata el evento cambiará de nombre. El Gobierno responde a una pregunta del senador del PP Agustín Almodóbar respecto a si considera que la salida de la Vuelta al Mundo a Vela merece ser declarada de interés público, que todavía no ha podido valorarlo porque está a la espera de que se lo pida la Generalitat. Los parlamentarios alicantinos del PSOE ya tienen en su agenda el asunto para los presupuestos de 2019.

La próxima edición de la Volvo Ocean Race está prevista para 2021, pero recuerda el ejecutivo que es «imprescindible para la valoración de la misma como evento de excepcional interés público en el contexto actual la recepción de la oportuna solicitud de declaración de Alicante como Puerto de Salida de la Vuelta al Mundo a Vela 2021». Así lo alega en su contestación, firmada en una resolución del pasado día 13 de este mes. El Gobierno de España se compromete a apoyar el evento y recuerda que ya se declaró de interés público en las ediciones de 2008, 2011, 2014 y 2017. Asimismo, en su respuesta especifica que, desde el punto turístico, el acontecimiento puede servir «de atracción a un turismo de calidad y además fuera del tradicional periodo de sol y playa, pues se realizará en el mes de octubre».

El Ejecutivo se escuda, por otro lado, en la Generalitat. Alega que no puede valorar la declaración si previamente no se lo pide el Consell. Sin embargo, el pasado junio, tras llegar Pedro Sánchez a la la Moncloa, el PSOE vetó en el Senado una enmienda del PP a los presupuestos de 2018 - que incluso llegaron a apoyar desde Compromís- en la que se pedía la declaración en cuestión. Los socialistas decidieron que no iban a plantear modificaciones a las cuentas que asumían del PP al hacerse con la presidencia y daban así la espalda a todas las enmiendas que ellos mismos plantearon antes, entre ellas la declaración de la salida desde Alicante como evento de excepcional interés público.
La falta de coherencia política también la evidenció el PP. Durante el mandato de Mariano Rajoy vetó junto a Ciudadanos en el Congreso la enmienda socialista a los presupuestos de 2018 que elaboraron los populares en la que el PSOE ya reclamaba esta declaración. Con Pedro Sánchez, transformaron el veto en una enmienda a favor que finalmente no prosperó por la negativa del PSOE. Un episodio en el que ambas formaciones utilizaron la salida de la Volvo de 2021 como arma arrojadiza, un evento que en el fondo todos apoyan pero que, por unos y por otros, todavía sigue sin tener el reconocimiento de interés público tan fundamental para su financiación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook