10 de octubre de 2018
10.10.2018
Opinión

Opinión. Ramírez siempre gana, por César Hernández

Pasar de una media de 2.500 aficionados en el Rico Pérez a superar los 8.000 no es fácil y con Quique se ha conseguido

10.10.2018 | 14:03

Cómo estaría Quique Hernández para dejar un Hércules líder, con más de 8.000 aficionados en el Rico Pérez y aplaudido por los seguidores blanquiazules a cada paso que recorren sus piernas.

Sus palabras esta mañana han sido claras, se va porque se le ha faltado al respeto, principalmente un Juan Carlos Ramírez que transforma en polémica cada decisión que toma.

No es habitual que un presidente abandone el barco cuando más elogios recibe la entidad. De nuevo ha vuelto ganar el empresario, que ahora deberá asumir una complicada papeleta con todo el mundo en contra, aunque eso sí, con un equipo primero al que lo normal es que acabe salpicándole la enésima crisis institucional.

Es la historia de la entidad herculana, incapaz de transitar en aguas tranquilas. Pasar de una media de 2.500 aficionados en el Rico Pérez a superar los 8.000 no es fácil y con Quique se ha conseguido. Ha tenido contentas a peñas, aficionados y entidades.

Su última foto como presidente del Hércules data de apenas una semana cuando posó con los presidentes de Lucentum y Agustinos tras sellar un acuerdo para que los seguidores se beneficien en los partidos. Veremos si Ramírez, que no es persona especialmente grata entre los herculanos, varía su estrategia y tiene mano derecha para evitar lo que sería un nuevo caos también en lo deportivo, que es lo único que de momento funciona a la perfección.

Enrique Ortiz también tiene mucho que decir en esta historia aunque parezca que esté detrás del mostrador. Lo de siempre. Lo que parece claro es que, al final, Ramírez siempre gana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook