10 de junio de 2019
10.06.2019
Entrada Mora

Moros y Cristianos de Elda: La elegancia de la media luna

Los Realistas entraron en la ciudad con un boato donde los caballos y la sangre azul de las tropas musulmanas fueron los protagonistas

09.06.2019 | 23:36

El color azul, como la sangre de los Moros Realistas, fue el hilo conductor del boato de apertura de la Entrada Mora que corrió a cargo de esta comparsa en el 75 aniversario de su fundación. Un ballet con una coreografía de caballos blancos y negros perfectamente engalanados, en formación e imitando el paso español, abrió el desfile. Tras el grupo de danza, una carroza con instrumentos de cuerda -violines y violonchelos- y percusión puso la música.

Los Realistas, en un año tal especial como el del 75 aniversario del resurgir de las fiestas Elda, hicieron un guiño a otras poblaciones. Por un lado, a la que contribuyó a que esta comparsa sea una realidad y por otro, con las que están hermandas. Así, hasta Elda llegaron de Villena, Orihuela y las filàs de Magrebics y Blancs de los Moros Viejos de Petrer. Todos ellos desfilaron por la calle Juan Carlos I a los sones del «Cincuentenario Realista».

Tras el bloque de los festeros de otros municipios, entró en el recorrido de la Entrada Mora una gran carroza con la cabeza de un caballo y un metálico cuerpo, que junto a un gran escudo de la comparsa, dio paso al bloque puramente realista. Ataviados con el traje oficial de la comparsa se mecieron por las calles de Elda al ritmo de la marcha mora «Realistas 88». Las escuadras de Lechuguinos, Moroz Peligrozoz, Jadishas, No Tinc Res, Ascaris, Falanganas y Pitonisas fueron las encargadas de lucir las distintas galas con las que, a lo largo de los años, ha desfilado la comparsa. Así en un alarde de elegancia y majestuosidad arrancaron el aplauso del público.

A ellos les acompañaban la asociación CEAM (Centro Especializado de Atención a Mayores) de Elda y la ADP (Asociación Democrática de Jubilados y Pensionistas) de Sax, que le pusieron voz a la letra de esta composición. Todo un himno para los Realistas eldenses.

La abanderada María Amarillo y su capitán Jorge Amarillo optaron por seguir la estela de la comparsa y lucieron dos espectaculares trajes azules. Asimismo, y por primera vez, desfiló un caballo batidor con una de las escuadras.

La cálida tarde de primavera , que llegó a alcanzar los 30 grados de temperatura, procuró que muchos vecinos de municipios cercanos acudieran para ver el desfile de los Moros y Cristianos.

Puntual, a las 6 de la tarde, salió desde los aledaños de la Plaza Castelar, la Asociación Musico Cultural de Elda (AMCE) para abrir el acto más majestuoso, la Entrada Mora. Frente a la tribuna se sucedieron los abrazos de su director y abanderada con el presidente de la Junta Central de Comparsas, Pedro García y el alcalde, Rubén Alfaro que los esperaban al pie de la tribuna presidencial.

Poco después, sobre un precioso corcel negro, el embajador de las tropas de la media luna, David Juan, dio paso a la Entrada Mora del 75 aniversario tras él, su escuadra de los hombres azules del desierto y los estandartes de las cuatro comparsas moras: Realistas, Huestes del Cadí, Moros Musulmanes y Marroquíes.

Otra de las comparsas del bando de la media luna que celebró su 75 aniversario fue la de los Moros Marroquíes. Desfilaron en tercer lugar, detrás de las Huestes del Cadí, pero no renunciaron a incluir entre sus filas un gesto hacía este cumpleaños. Así, entre sus bloques, se colaron las abanderadas y capitanes de los últimos 25 año, tanto infantiles como mayores, con los trajes que lucieron en el año en que representaron a su comparsa o con el oficial y la banda. Un bloque levantó los aplausos de un público entregado. Además, los Marruecos de Sax participaron en este desfile.

El alcalde capitán

El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, desfiló ayer como capitán de la comparsas de Estudiantes por expreso deseo de su padre. Fue idea de Rubén Alfaro, hace 17 años, que su hermana y él llevarán la capitanía del 75 aniversario de la comparsa de Estudiantes.

Sin embargo, al ocupar el sillón de la Alcaldía fue imposible compatibilizar los dos cargos por respeto a su hermana y a su comparsa. Su padre le sustituyó en el cargo pero no ha renunciado a la idea de que sus dos hijos desfilarán juntos como capitán y abanderada, por los menos en la Entrada Mora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído