28 de octubre de 2018
28.10.2018

Modernismo de puertas abiertas

La deslumbrante Casa Mira centra el interés de las visitas a los edificios más representativos del «Art Nouveau» en el ciclo de la concejalía de Turismo

27.10.2018 | 23:47

Novelda ha abierto sus puertas al Modernismo este fin de semana ofreciendo la posibilidad de conocer, con visitas guiadas, los edificios más representativos del «Art Nouveau» en la ciudad. Entre ellos el centro cultural Gómez Tortosa, la Casa Museo Modernista, la Sociedad Cultural Casino de Novelda y la Casa Mira, inmueble de propiedad privada que por primera vez ha podido ser visitado por el público. Eso explica la avalancha de personas que ayer, entre las 9 y las 19 horas, recorrieron maravilladas y boquiabiertas sus magníficas estancias en grupos que, ante el gran número de peticiones registradas en los últimos días, tuvieron que ampliarse de 15 a 25 visitantes cada hora.

La Casa Mira fue construida en 1906 por Francisco Mira Abad, un potentado comerciante de Novelda que hizo fortuna exportando vino a Europa y al norte de África. Sobre todo a Argelia, que en aquel momento estaba sometida al régimen colonial francés. Contrajo matrimonio con Delfina Castelló Castelló y, al no poder tener hijos, decidieron adoptar a la niña Patrocinio Chorro que, en su mocedad, se casó con el médico valenciano Vicente Marco con el que tuvo tres hijos: Carmen, Vicente y Delfina Marco Chorro. Ésta última es la actual propietaria de la casa y la que más tiempo ha vivido en ella tras recibirla en herencia. Su abuelo Francisco Mira falleció en 1913 y, por respeto a su memoria, aquellas dependencias del deslumbrante inmueble que se quedaron con la decoración a medio acabar todavía se conservan igual 105 años después.

Un tesoro arquitectónico que la concejalía de Turismo que dirige Francisco Sepulcre ha querido contextualizar con exposiciones de bicicletas, coches y motos antiguas, retratos modernistas, joyas y abanicos de los inicios del siglo XX, fotos del fondo histórico del Casino de hace 130 años, talleres de peinados y tocados de la época Modernista, exhibiciones de baile y una serie de bocetos inéditos del alcoyano Lorenzo Pericás, autor de las pinturas que decoran el palacete del conde Gómez-Tortosa.

También el Ayuntamiento ha aprovechado el evento para promover el primer concurso de indumentaria modernista. Lo ha hecho junto al Museo Comercial MUAN (Mármol, Uva y Azafrán Novelda) y tiene cuatro categorías -individual, pareja, trabajadores y grupos o familia- que serán premiadas con lotes de productos locales. Una dimensión lúdica del «Arte Nuevo» que se ha complementado con un ciclo de conferencias sobre este movimiento artístico. Pericás, la simbología y el retrato modernista han sido los temas de las ponencias que, enmarcadas en el ciclo Novelda Modernista, se han desarrollado entre el miércoles y el viernes pasados. Una actividad que ha contado con especialistas como José Luis Pellín, Joaquín Santo, David Beltrá y Verónica Quiles, y que la concejalía de Turismo ha preparado junto al Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, la concejalía de Cultura y Patrimonio, la Sociedad Casino de Novelda y la Casa-Museo Modernista.

Burguesía urbana

En la ciudad de Novelda, durante los últimos años del XIX y los primeros del XX, se desarrolló una nueva sociedad en forma de burguesía urbana de carácter terrateniente con un alto nivel económico, político y social a partir de los beneficios obtenidos por el desarrollo de la agricultura, el comercio y las actividades financieras.

Una bonanza que llevó a determinadas familias a demandar nuevos modelos arquitectónicos y decorativos. Un selecto grupo social que quiso rodearse de formas estéticas diferentes que, a su vez, imprimieran el sello personal de la familia como signo de poder y distinción. De ahí la relevancia histórica y artística de los edificios que han abierto sus puertas durante esta segunda edición de Novelda Modernista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas