15 de agosto de 2019
15.08.2019

Objetivo: 5 millones (y subiendo)

El Elche necesita ampliar el límite salarial en más de un millón de euros para inscribir a los seis fichajes de esta temporada

14.08.2019 | 23:06
José Sepulcre, máximo accionista del Elche, durante una entrevista.

El resto de posibles incorporaciones hasta el cierre del mercado veraniego están paradas.

Al Elche se le está atragantando el final del mercado de fichajes, con el límite salarial estipulado por LaLiga como causa principal de que la plantilla quede por debajo de los 20-21 profesionales que se indicaba como el deseo inicial para competir este curso.

Una vez oficializadas durante el día de ayer las rescisiones de contrato de Borja Martínez y Olmo, el Elche se queda con 19 jugadores del primer equipo. El resto serían plazas ocupadas por canteranos, encabezados por Óscar Gil, César Moreno y Nacho Ramón.

Pacheta de momento se resigna a esta circunstancia y sigue transmitiendo el mismo mensaje de ilusión y positividad, consciente de que la fortaleza del vestuario franjiverde debe ser la principal virtud del Elche esta campaña. Ante las adversidades, unión. La plantilla lanza el mismo mensaje a través de sus capitanes: tranquilidad y mente en la preparación, los entrenamientos y el partido contra el Fuenlabrada.

Por lo que respecta al aumento del límite salarial, el club ilicitano se mueve ahora mismo en torno a los 3,8 millones de euros, exactamente la misma cifra con la finalizó el mercado veraniego hace un año y medio millón por encima de los 3,3 millones con los que empezó la primera jornada en la temporada 2018/19.

Para inscribir a todos los fichajes, el Elche se ha marcado la cifra de 5 millones de euros como la cima a alcanzar, tras las reuniones mantenidas en las últimas fechas en Madrid con los dirigentes de LaLiga. Por lo tanto, la inyección económica necesaria para aumentar en esa cantidad el límite de LaLiga debería estar por encima de los tres millones de euros.

Toda esta marea de números se maneja en las oficinas del estadio Martínez Valero, con la directora general Patricia Rodríguez, ahora también consejera de la entidad, y el máximo accionista José Sepulcre como epicentro de los movimientos. La fórmula elegida para la inyección económica será otra ampliación de capital, a la que Sepulcre, en principio, volvería a acudir para ampliar su paquete de acciones.

Los directivos trabajan a contrarreloj para llegar al sábado. Pese a que no está nada claro que pueda ampliarse el límite para acoger de inicio a las seis incorporaciones, el hecho de que la mayoría de clubes de Segunda División esté en una situación similar esperan que sirva para que la patronal de clubes sea algo más permisiva que en temporadas anteriores, sobre todo con la fecha límite de inscripción, que es 24 horas antes del primer partido y ahora podría prorrogarse al sábado.

Mercado parado


Fidel, Pere Milla, Mfulu, Ramon Folch, San Román y Andoni López son las seis incorporaciones ya cerradas por Nico Rodríguez que están pendientes de ser inscritos con su nuevo club. La preocupación ahora mismo desde la Dirección Deportiva se centra en el resto de posiciones a reforzar (lateral derecho, central y delantero), que obligarían a ampliar aún más el límite salarial y subirlo por encima de los 5 millones.

De momento, el Elche está a la espera de acontecimientos. Etxeita, el central deseado por José Sepulcre, ha firmado por el Getafe, haciendo buenas las sensaciones que manejaba Nico Rodríguez sobre un más que posible interés de José Bordalás por volver a contar con el defensor vasco en sus filas. Para la plaza de lateral derecho, donde se dejó salir a Iván Calero, el club parece dispuesto a confiar en el canterano Óscar Gil, que ha gustado durante la pretemporada y sería la competencia de Tekio.

En ataque, la situación es similar a la del resto de líneas. De momento hay nombres de sobra, pero si no se incorpora el «9» de garantías que se pretendía, la confianza deberá recaer en que Yacine mejore aún más las prestaciones que ofreció en sus buenos primeros seis meses con el Elche y en que Claudio Medina, en quien el director deportivo tiene mucha fe, dé un salto de nivel en su primera temporada en el fútbol profesional y sea capaz de postularse como una alternativa a Nino, Pere Milla y el propio Yacine.

Las próximas horas serán clave para conocer el futuro a corto plazo del Elche, que de momento tiene un plazo de 72 horas para conseguir que la patronal de clubes estire el máximo posible el chicle de su límite salarial para incluir a la mayor cantidad posible de fichajes. Luego seguirán llegando fechas decisivas, con el 2 de septiembre como final. Para entonces, el Elche deberá superar los 5 millones de euros para tener la plantilla deseada.

Hace un año cuatro clubes empezaron con menos de 5 «kilos»


Los cinco millones que maneja ahora mismo el Elche como objetivo no les permitiría, en teoría, dar un gran salto con respecto al curso pasado, pese al aumento en más de un millón. Solo Reus (3,1), el propio Elche (3,8), Córdoba (3,9) y Rayo Majadahonda (4) empezaron con menos de cinco millones de euros de límite en la 2018/19. Alcorcón, Extremadura, Lugo y Nàstic los superaban por poco.

La fórmula del límite salarial dará un alivio a partir del curso que viene a la entidad ilicitana, ya que si sigue cumpliendo con el calendario de pagos con Hacienda se le liberará la deuda a abonar durante el segundo año, que también computa para el límite de la campaña actual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook