25 de septiembre de 2019
25.09.2019

La alicantina Verne desplegará la fibra óptica en Casablanca y Ober Morlen (Alemania)

La compañía tecnológica potencia su expansión internacional con nuevos contratos

25.09.2019 | 12:26
Uno de los proyectos de despliegue de fibra de Verne.

La compañía alicantina Verne Group apuntala su expansión internacional con dos nuevos contratos para el despliegue de redes de fibra óptica en Marruecos y Alemania, según ha anunciado este miércoles la firma de telecomunicaciones, que emplea ya a 1.600 trabajadores en todas sus divisiones.

En concreto, Orange Maroc ha elegido a la firma que dirige Gianni Cecchin para la implantación de su red de fibra en Casablanca, el centro económico y comercial de Marruecos, donde Verne conectará a esta infraestrura a 30.000 viviendas.

"Nuestra experiencia en España, el tercer país con más fibra óptica instalada en el mundo nos permite posicionarnos como un socio de referencia para los operadores. En este sentido, Marruecos es para nosotros un país clave en nuestro plan estratégico de internacionalización: es la puerta de entrada a África y el espejo en el que todo el continente se mira pensando en su futuro desarrollo", ha señalado Cecchin.

Por otro lado, la compañía también se anota un nuevo contrato en Alemania, su segundo mercado internacional. En este caso, ha sido el operador Deutsche Glasfaser quien le ha encargado el despliegue de su fibra en Ober Morlen, ubicado en el oeste del país. Al respecto, desde Verne destacan la oportunidad de negocio que existe en este país, donde apenas un 5% de los hogares dispone en estos momentos de fibra optica.

La compañía asegura que la innovación ha sido un "factor clave en este éxito internacional". Verne Group está aplicando un proceso de despliegue pionero en el sector que permite construir canalizaciones de apenas 3,8 centímetros de anchura, mediante uso de maquinaria especializada y micro conductos, conocido con el nombre de nanozanja.

Dicho proceso, junto con la técnica de soplado de fibra óptica, reduce sustancialmente el coste e impacto de estos proyectos rebajando el tiempo de actuación y la repercusión que generan en el tráfico rodado, los negocios y la vida de las personas, muy especialmente, en las grandes ciudades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook