04 de enero de 2019
04.01.2019

El peor año para el empleo desde 2013

Alicante cierra 2018 con 7.668 desempleados menos, la cifra más baja en seis ejercicios. El número de parados se reduce en diciembre en el sector servicios por la campaña navideña, pero sube en industria y construcción

03.01.2019 | 23:04
El peor año para el empleo desde 2013

La contratación acusa un fuerte descenso anual

El mercado laboral de la provincia cerró 2018 con síntomas certeros de una ralentización de la reducción del paro y, también, de la creación de empleo, especialmente, en el último mes del año, en que la contratación registró un acusado descenso, pese a la campaña de Navidad. Igualmente, la Seguridad Social perdió más de mil cotizantes en un mes, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Las advertencias sobre una desaceleración del crecimiento que se vienen lanzando desde distintos ámbitos empresariales se concretaron en los datos del paro de 2018. El pasado ejercicio, Alicante cerró con un total de 150.716 personas sin trabajo, que representan 7.668 menos que el año anterior. Pero, pese al descenso, esta es la cifra más baja de reducción del paro -la más pobre- de las que se vienen registrando desde 2013. Hace seis años, salieron de las listas del desempleo más de 8.500 personas en la provincia.

Y en 2015, la bajada fue todavía más importante, ya que el ejercicio acabó con 18.780 desocupados menos, según los datos facilitados por CC OO, sindicato que, al igual que UGT en las comarcas de l'Alacantí-Les Marines, hacía hincapié en que el freno en la bajada del desempleo «se produce desde la aprobación de la reforma laboral de 2012».

El tirón de los servicios

Como ya es habitual, el tirón de los servicios y, especialmente, la campaña de Navidad marcan la evolución del empleo a final del año. Así, los datos del paro de diciembre arrojan un descenso en más de 1.690 personas en la provincia con relación a noviembre. Este recorte lo absorbe, fundamentalmente, la actividad de los servicios, especialmente, los negocios vinculados al turismo, al comercio o a la distribución, dadas las fechas festivas y de época de compras por los regalos navideños y de Reyes.

La actividad de los servicios redujo en el mes de diciembre su bolsa de desempleados en casi 1.600 personas. También contribuyó a recortar el paro, la agricultura, que cerró diciembre con 153 desocupados menos, gracias a la dinamización del empleo en campañas agrícolas, de forma especial en el área de la uva de mesa de cara a las celebraciones de Nochevieja.

Igualmente, el colectivo sin empleo anterior, que suele encontrar un trabajo temporal en estas fechas, registró un descenso de 345 personas. Sin embargo, las áreas de la industria y la construcción se anotaron subidas del desempleo. Registraron unos 200 parados más, cada uno.

La gran contradicción de los datos laborales de diciembre la presentó la contratación, ya que experimentó un destacado descenso, en plena campaña navideña. Los empresarios provinciales crearon el pasado mes 44.425 puestos de trabajo, pero representaron 9.778 contratos menos que en noviembre. En el cómputo anual, sin embargo, el balance es positivo, con 2.400 contratos más.

Mil cotizantes menos

Fuentes de la patronal CEV atribuyeron la fuerte caída de final de año al adelanto a noviembre de las contrataciones, dado que en los últimos años se producen importantes citas comerciales en este mes, como el «Black Friday». Además, los comercios suelen lanzar promociones y ofertas de cara a dinamizar el consumo. Por su parte, la Seguridad Social cerró el pasado mes con 649.061 trabajadores dados de alta en la provincia, que representan 1.093 menos que en noviembre, aunque en el balance anual suponen 22.820 más.

Desde los sindicatos insisten en que la evolución del mercado laboral provincial «obliga a cambiar las fracasadas políticas de empleo» para romper con la precariedad y «el abuso indiscriminado de la temporalidad para conseguir mayor estabilidad y calidad del empleo», señalaron José María Ruiz Olmos, responsable de Empleo de CC OO en l'Alacantí-Les Marines, y Yaissel Sánchez, secretaria territorial de UGT en las mismas comarcas.

En este sentido, las organizaciones sindicales incidieron en que los datos conocidos ayer evidencian el peso de la contratación de corta duración, frente a la fija. En el conjunto del año, la creación de empleo temporal (601.522 contratos) representó el 88,84% del total de 677.065 nuevos puestos de trabajo, frente al 11,16% que supuso la contratación estable (75.543).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook