22 de septiembre de 2019
22.09.2019
Contenido exclusivo para suscriptores
El MARQ de Alicante bajo la mirada de Irán

El MARQ de Alicante bajo la mirada de Irán

El Museo Arqueológico de Alicante hace historia al convertirse hoy en el primer centro español que lleva sus fondos a Teherán

23.09.2019 | 09:40 Un artículo de

Que el MARQ haya inaugurado una exposición con sus fondos en el Museo Nacional de Irán no solo supone la primera muestra internacional del centro alicantino y que se haya convertido así en el quinto país europeo en mostrar sus colecciones en la antigua Persia, más en un momento tan crítico como el actual. Exhibir sus fondos en la capital iraní permite también redescubrir las cerca de 300 piezas del MARQ bajo otra perspectiva y una diferente mirada. 
 
La réplica de  la Dama de Elche, realizada en 2003, se convertía ayer en una de las protagonistas del acto de inauguración de la exposición, que recorre la historia de la provincia de Alicante, desde la Prehistoria hasta el siglo XIX. Un camino por las antiguas civilizaciones cuya relevancia quedó patente por la presencia del ministro de Cultura iraní, Ali Asghar Moonesan, y el embajador de España en este país, Eduardo López Busquets. 
 
«El patrimonio arqueológico de España. Tesoros del MARQ» , que estará en el Museo Nacional de Irán hasta el 8 de abril, reúne 283 piezas que se muestran por orden cronológico en vitrinas, como una ventana al pasado que supone «la primera oportunidad en Irán de ver objetos del Mediterráneo occidental», según destacó el director del Museo Nacional de Irán, Jebrael Nokandeh. «Aquí en Irán la imagen que tenemos de la historia de España es del imperio romano a la actualidad, no conocíamos nada de antes de ese periodo y esta exposición da a conocer desde el Paleolítico a la cultura ibérica, con muchos aspectos que desconocíamos», agregó. 
 
«Es la historia del Mediterráneo y también de España porque a través de esta colección vemos transcurrir una decena de civilizaciones que conforman gran parte de lo que hoy es el mundo, herencia griega, romana, el islam, el cristianismo...», aseguró el director técnico del MARQ, Manuel Olcina, que se desplazó hasta Irán junto al director de la Fundación MARQ, José Alberto Cortés, y el director de exposiciones, Jorge Soler, además de varios técnicos del museo que actuaron como correos durante la última semana. 
 
«Ver la exposición aquí te hace darte cuenta de la potencia que tiene nuestro museo» y «te hace descubrir la colección vista de otra manera», destacó Soler. «Son otros los que nos interpretan, los que nos miran». Por eso, «da mucho emoción haber llegado hasta aquí, es una auténtica efeméride». 
 
Para Manuel Olcina, «aquí estás mostrando cultura y conocimiento, y para nosotros tiene un valor importantísimo». 
 

Colaboración entre museos 

El pasado año llegaba a Alicante una exposición con 192 piezas procedentes del Museo Nacional de Irán, que ha recibido más de 100.000 visitas, y ahora se puede ver en Teherán la que el MARQ ha preparado como contraprestación. Todo ello como resultado de un arduo esfuerzo de cooperación entre ambos museos, «un valioso trabajo y una cooperación admirable entre las autoridades y compañeros de ambos centros», afirmó Mohammad Hassan Talebian, viceministro de Patrimonio Cultural de Irán, convencido del poder de la cultura «para promover la paz y la cooperación entre los países». 
 
A la exposición le acompaña un catálogo de más de 300 páginas, como una veintena de artículos firmados por los especialistas del MARQ, convertido en «el primer libro que se publica en Irán sobre la arqueología en España», puntualizó Nokandeh durante la presentación de la muestra. 
 
Para José Alberto Cortés, director de la Fundación MARQ, «la experiencia con Irán quedará para la historia, tanto la exposición como el catálogo que acompaña, pero también quedará la amistad, ese hermoso vínculo inquebrantable que se ha creado entre las personas que componen nuestros equipos porque hemos encontrado inquietudes, sentimientos y objetivos que son comunes, formando una confianza leal y recíproca». 
 
«Los museos -finalizó- y más los públicos están abiertos a todos sin distinción de género, raza, religión, capacidad o nivel de estudios y Tesoros del MARQ quiere dar continuidad a este extraordinario proyecto de colaboración con estos mismos objetivos».
 

La cultura por encima de la política

«Irán sufre sanciones unilaterales por parte de EE UU y esta relación con España es muy significativa porque demuestra que la cultura y los museos a través de un diálogo fluido, más allá de cualquier consideración política, pueden mantener sus vínculos». Así se expresó Mohammad Reza Karegar, director general de Museos de Irán, respecto a la situación actual de su país en plena tensión con Estados Unidos. 
 
 «La colaboración entre Irán y España demuestra que son dos países de antiguas civilizaciones que pueden tener influencia en el mundo actual», destacó. «Los movimientos políticos militares ocurren rápido, pero lo que queda es el diálogo entre los pueblos y las civilizaciones». 
 
 En este sentido, el embajador español en Irán, Eduardo López Busquets, destacó «la importancia» de que la embajada de España e Irán tengan «buenas relaciones bilaterales en lo político y en lo económico, a pesar de las circunstancias actuales, y son especialmente buenas en materia cultural». 
 
 «El MARQ es un museo fundamental para una acción de este tipo por su modernidad y su capacidad de adaptarse a circunstancias que no han sido nada fáciles», afirmó el embajador que tuvo palabras de solidaridad para las localidades de Alicante que han sufrido inundaciones. También recordó que en el mes de diciembre se celebrará en Teherán un ciclo de conferencias. 
 
 «España en el cuarto país europeo que más turistas envía a Irán», señaló. «Cada año se duplica el número de personas que vienen desde nuestro país», agregó. 
 
 El viceministro de Información y Relaciones Públicas, Amín Sami, quiso lanzar «un mensaje claro». «Irán es un lugar seguro que vale la pena visitar y esperamos que podamos atraer al mayor número de turistas para que conozcan nuestra civilización milenaria».