31 de agosto de 2019
31.08.2019

El MARQ prepara su viaje a Irán

Los técnicos del museo trabajan en el embalaje de las 283 piezas que saldrán el próximo jueves rumbo al Museo Nacional de Teherán

30.08.2019 | 21:58

Museo Arqueológico de Alicante. Los técnicos del Museo Arqueológico de Alicante han iniciado ya los trabajos de preparación y embalaje de las 283 piezas que viajarán a partir del próximo jueves a Teherán para formar parte de la exposición Alicante. Tesoros del MARQ, que se exhibirá entre el 22 de septiembre de este año y el 8 de abril de 2020 en el Museo Nacional de Irán.

Las 283 piezas del MARQ viajarán el jueves hasta Teherán para hacer historia, ya que el centro alicantino no solo afronta su primera exposición internacional sino que se convertirá en el primer museo español en llevar sus fondos al Museo Nacional de Irán. Las piezas viajarán junto a las cerca de 200 que integran la muestra Irán. Cuna de civilizaciones, que se clausura este fin de semana con jornadas de puertas abiertas y que ya han visto 95.000 personas. El transporte se realizará por carretera y en avión y está previsto que lleguen a la capital iraní el 12 de septiembre.

La vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, visitó ayer el museo para conocer las tareas que se están realizando de cara al transporte de estos fondos, que están asegurados desde la salida de Alicante hasta su regreso con una cobertura máxima que incluye, incluso, conflicto bélico y terrorismo.

En su mayoría se trata de cerámicas, aunque también se incluyen grandes conjuntos de metal, piedra y hueso, que viajarán en cajas de madera fabricadas expresamente para el transporte de esta exposición. Las cajas, forradas con espuma de poliestireno, son ignifugas y han sido sometidas a un tratamiento especial contra parásitos.

Según el director técnico del MARQ, Manuel Olcina, el embalaje de las obras, realizado por una empresa especializada, se realiza siguiendo un estricto protocolo de comprobación y de acuerdo a métodos muy técnicos. De esta forma, los profesionales del MARQ comprueban el estado de las piezas –todas ellas han sido fotografiadas para documentar su estado actual- en el momento de su embalaje y, posteriormente, harán lo mismo cuando se abran en Teherán.

Tras el correspondiente chequeo, que queda reflejado en fichas individualizadas, se verificarán por esos mismos técnicos las condiciones de las salas (humedad, temperatura) y de los elementos que albergarán las obras, algunas tan pequeñas como cuentas de collar y otras de mayor dimensión como, por ejemplo, la Dama de Elche, una de las cuatro réplicas que se enviarán, además de la de la mano romana de Lucentum, la lápida conmemorativa de la fundación de una mezquita de la Rábita de Guardamar y la lámina de plomo de la Serreta.

La vicepresidenta destacó el rigor y profesionalidad con el que trabaja el personal técnico del MARQ para garantizar en todo momento la seguridad.

Esta exposición ofrece un panorama de la evolución histórica de Alicante, y por extensión de España, desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook