18 de abril de 2019
18.04.2019

Un museo para Enrique Lledó

La casa de Busot donde el paisajista alicantino instaló su refugio creativo se abre al público con la exposición de varias de sus pinturas, que se irán renovando

17.04.2019 | 22:52
La primera visita guiada que se ofreció el pasado domingo en el estudio del pintor.

La familia realiza visitas guiadas gratuitas los primeros domingos de cada mes.

El pintor Enrique Lledó (Mutxamel, 1923-Alicante, 2013) ya tiene museo en Busot, en la casa-estudio de su propiedad que durante años le sirvió de punto de inspiración para crear muchos de sus paisajes. Gracias al acuerdo firmado a principios de año entre la familia, constituida en asociación cultural, y el ayuntamiento de la localidad, el Museo Casa Estudio Enrique Lledó (ubicado en Carrer Nou del Doctor Brotons nº 11) se abrió al público el pasado domingo con un pequeño acto frente a la casa y la visita de unas 40 personas.

A partir de ahora, el primer domingo de cada mes se podrá realizar un recorrido por su interior, guiado por la familia Lledó y de entrada gratuita, en horario de 11, 12 y 13 horas y en pequeños grupos de entre 2 y 10 personas, como máximo.

El Museo de Música Étnica de la localidad, a escasos metros del inmueble, actuará de centro de recepción para solicitar las entradas. También se podrá reservar allí con antelación la visita (o llamando al teléfono del Museo de la Música: 615171485) y cabe la posibilidad de concertar visitas de grupos en días distintos al fijado los domingos.

No obstante, y con motivo de la apertura al público, el museo del pintor Lledó también podrá ser visitado esta Semana Santa durante los días 19, 20 y 21 de abril con tres pases cada mañana, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan.

El museo servirá para tener una selección de obras representativas de Enrique Lledó en exposición de forma permanente, en distintas estancias, que se irán renovando cada cierto tiempo. En la vivienda permanecen aún lienzos y utensilios de pintura del artista y la muestra será representativa de su obra, con paisajes naturales, interiores, retratos y dibujos de sus cuadernos de campo, ya que pintaba mucho al natural y era un enamorado de la montaña.

El público, al mismo tiempo, podrá visitar el interior de la casa construida entre finales del S.XIX y principios del XX, un ejemplo de vivienda con estructura de alforja, de tres plantas y con una antigua cuadra convertida en bodega.

«La casa no tiene objetos valiosos pero tiene su historia familiar y objetos curiosos que pueden ser de interés también para el público, por lo que se ve como una exposición tanto la pintura como la propia casa», apunta Lucrecia Lledó –hija del pintor, como Mª José, Berta, Amelia y Enrique– que subraya la alegría de convertir en museo la casa-estudio de su padre cinco años después de empezar a pensar en ello y tras dar los primeros pasos hace dos años con el Ayuntamiento de Busot.

«Esta es la mejor manera de visibilizar y divulgar su obra y transmitir a nuestro padre el amor que le tenemos. Y esta casa es el lugar idóneo para exponer su pintura», indica su hija. La familia también tiene intención de ofrecer en el futuro talleres relacionados con la pintura y cree que todo ello servirá de punto de atracción turística para Busot.

Enrique Lledó fue un maestro del color de estilo impresionista, autodidacta y seguidor de Emilio Varela, que tuvo en la naturaleza y en las montañas alicantinas su mayor fuente de inspiración. Pintor prolífico, el paisaje de toda la provincia está en los cuadros de Lledó, cuadros en los que, como él mismo decía, «nunca trasluce el tormento, la desazón, el martirio que me ha costado pintarlos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook