Blog 
Servicios generales
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Servicios generales - Ana María

Ana María


Archivo

  • 27
    Noviembre
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     

    ¿Qué es mejor una casa de acero o una casa de madera?

    ¿Qué es mejor una casa de acero o una casa de madera?

     

    Afortunadamente a día de hoy son ya muy pocos los que asocian una casa prefabricada con una de esas típicas cabañitas de madera, tan pintorescas, de las películas americanas. En la actualidad ese concepto ha quedado totalmente superado pues el público en general suele saber que, tanto decantarse por una casa de acero o por una casa de madera, ambas prefabricadas, reporta múltiples beneficios.

    Puede decirse que el prototipo de cliente de una y otra parecen, a priori, medianamente definidos si bien luego hay distintos tipos de perfiles que se hacen con unas y con otras. En cuanto a quien suele decidirse por la madera, normalmente va buscando una opción más clásica en tan noble material, mientras que quien pone sus ojos en el acero suele ser una persona más innovadora deseosa de apuestas diferentes.

    Lo que el acero y la madera ofrecen

    Tanto si te decides por una como por otra, has de saber que en ambos materiales podrás encargar casas caracterizadas por:

    Acabados de la mejor calidad

    Lejos quedaron en los tiempos en los que se pensaba que una casa prefabricada era aquella fabricada en serie y que, por tanto, tener una de ellas podría implicar que la del vecino fuese idéntica. De todos es sabido que en la actualidad es el bolsillo quien determina el encargo de nuestra casa así como sus totales posibilidades de personalización, ya que podrás escoger para tu nuevo hogar tantos detalles como puedas pagar.

    Resistencia al paso de los años

    Ambos materiales se traducen en garantía de estar adquiriendo una casa que, siempre que cuente con el mantenimiento que requiera, será “para toda la vida”. En el caso de la madera, han quedado atrás los problemas que a estos efectos, o sea a los de mantenimiento, se le achacaba antaño.

    Sostenibilidad

    Con independencia que, de por sí, ambas se traten de casas ecológicas, sobre todo las de madera que se conocen como “la opción más verde”, siempre que sus fabricantes cuenten con certificado FCS, sinónimo de que los bosques no se están mermando para su obtención, tú puedes decidir que las casas que te fabriquen en acero o en madera sean casas pasivas, de modo que tu filosofía de vida y el espíritu del que esté imbuido tu hogar sea el mismo. Alternativas naturales con las que puedes contribuir a que tus hijos hereden un planeta más sano.

    Excelente relación calidad-precio

    Da igual si te decantas por una casa prefabricada de acero como por una de madera, pues estarás invirtiendo en una vivienda que, a igualdad de características, te resultará bastante más barata que una de ladrillo.

     

    Rapidez en la entrega

    Y es que, en unos 3 meses, plazo reducido donde los haya, puedes estar disfrutando del momento en el que te entreguen las llaves de tu nueva casa. Todo un derroche de agilidad constructiva que además cuenta con las máximas garantías.

    Entonces, ¿me quedo con el acero o con la madera?

    Cuestión de gustos. Partiendo de la base que ambas son extraordinarias decisiones como vivienda habitual, entre otros factores por su extrema comodidad, está en ti el que la balanza se equilibre en la dirección de un material o de otro.

    Si finalmente te quedas con una casa de madera, puedes encaminar tu proyecto, desde hacia una singular casa rural hasta una que emule una de esas impresionantes casas americanas de tablilla dotadas con grandes verandas. Por medio puedes fijarte en modelos de casas escandinavas o en una de esas que existen en la costa de Nueva Inglaterra o en Nueva Zelanda. Las de estilo noruego, suizo o finlandés están también de toda moda.

    Más información: https://www.prefabricadas10.com/madera/

    A su favor, podemos decir que sus propiedades antisísmicas son de las más elevadas que puedas encontrar en el mercado, de forma que tienen la capacidad de paliar en gran medida catástrofes naturales, a poco que en su construcción se apliquen parámetros sismorresistentes y antisísmicos.

    Si te decides a habitar una casa de acero, tu elección será calificada por la mayoría como más moderna y singular. En la práctica, la estética de este material ha de convencer a los moradores de sus viviendas, pero eso sí, sus partidarios no las cambian por ninguna otra.

    Si el acero es lo tuyo, lo es para siempre y presumirás de un juego estético de altura tan solo con saber combinarlo como se merece con el adecuado mobiliario de diseño. Su resistencia es también un factor clave, como lo es que en una vivienda de este tipo no vas a sufrir ataques de insectos y además en ellas podrás salir indemne de un incendio.

    Así las cosas, tanto si escoges una casa de madera como una casa de acero, estarás ganando en calidad de vida para ti y los tuyos.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook