Blog 
Servicios generales
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Servicios generales - Ana María

Ana María


Archivo

  • 09
    Mayo
    2019

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Alicante

    Cómo celebrar la primera comunión de tus hijos

    Cómo celebrar la primera comunión de tus hijos

    La primera comunión, marca en la vida de los niños una pauta que va asociada incluso con el comienzo de la adolescencia, entendemos que ya el niño va dejando atrás la etapa infantil para entrar en un periodo de grandes cambios que, le llevaran a ser un adulto. En el mundo religioso del católico, esto se antecede con la recepción del mayor sacramento, “la comunión”.

    Mediante la recepción del pan y el vino, el niño está recibiendo de manera espiritual el mismismo cuerpo y la sangre de Jesucristo, quien es el hijo de Dios padre y a la vez es Dios hijo hecho hombre, esto hace que este evento sea uno de los más importantes en la vida religiosa del pequeño. Celebrarlo de manera posterior en casa o en otro lugar, no es algo obligatorio, pero si importante.

    La mejor forma de hacerlo es organizando una pequeña fiesta con comida y bebida para el niño en la que estén presentes familiares y amigos más cercanos. Podemos planificar la celebración contratando servicios de catering y organización de eventos, esto dependerá del presupuesto, teniendo presente opciones para la diversión, y por supuesto, los regalos o accesorios útiles con los que obsequiaremos como recuerdos, algunos de estos detalles los podemos encontrar en kustomia.com.

    Detalles de recuerdo para los invitados

    Para los presentes, no olvidemos que la simpleza siempre será bien apreciada si va acompañada con alguna función útil y un mensaje de agradecimiento, o como la ocasión lo amerita, algún texto religioso recordando la primera comunión. Podemos regalar tazas personalizadas, imanes, llaveros, azulejos personalizados, entre otros.

    Lo importante es que los invitados se lleven consigo un obsequio que les permita guardar en su memoria, la celebración de tal evento que resulta ser tan importante de la vida de tus hijos.

    ¿Qué otros elementos considerar?

    Como en toda fiesta, tienes libertad de planificar que tan grande o modesta quieres que sean las dimensiones del festejo, pero independientemente de esto, debes considerar que la decoración sea bonita y alegórica al momento religioso, entre elementos como los globos, sillas y mesas decoradas, además de incluir centros de mesas.

    Para los niños seria bueno disponer de mesas de postres y dulces, pues las golosinas siempre serán la opción número uno. Además, como también estarán presentes los padres de estos y las amistades adultas, hay que cuidar la alimentación y el tema de las bebidas, aunque para no perder el sentido de la celebración religiosa con relación al alcohol, se pueden ofrecer cocteles como bebidas.

    Por último, esta la animación del evento y sugerencias divertidas como la contratación de un castillo o colchón inflable donde los niños puedan jugar de manera segura mientras los adultos comparten e intercambian conversaciones degustando sus tragos, y claro, el sonido y la música son fundamentales.

    No olvides la mesa principal con la tarta y los demás postres que debe ser cortada en el que consideremos el momento cúspide de la celebración, tal y como ocurre en un “cumpleaños” solo que aquí celebramos el inicio de la vida católico cristiana adulta del niño. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook