Blog 
Servicios generales
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Servicios generales - Ana María

Ana María


Archivo

  • 22
    Julio
    2019

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Alicante

    Claves y recomendaciones para prevenir un incendio en casa

    Claves y recomendaciones para prevenir un incendio en casa

    Los pequeños descuidos con el fuego son accidentes que no deberían tener lugar de manera ocasional, pero que pueden tener consecuencias negativas y especialmente graves, ocasionando graves daños materiales, intoxicación por inhalación de humo o incluso la pérdida de la vida.

    A lo largo de este artículo queremos mostrarte las claves para evitar los incendios en el hogar, pequeñas prácticas que podréis poner en marcha toda la familia para estar más seguros y protegeros de este tipo de siniestros.

    En el salón

    En época de invierno donde el frío ya empieza a causar molestias se aumenta el riesgo de sufrir un accidente que acabe en un incendio, ya que es cuando se empiezan a utilizar las estufas. Por ello, te recomendamos que las mantengas siempre alejadas de objetos inflamables, como son cortinas, muebles, manteles o prendas de ropa.

    Además, en esta época también se suelen poner alfombras extendidas por el suelo, de manera que no esté tan frío. Si es una práctica habitual en tu casa, te recomendamos que bajo ningún concepto extiendas los cables por debajo de las alfombras, ya que el exceso de calor o un cortocircuito podría acabar provocando un chispazo.

    Además, si disfrutas prendiendo incienso o velas aromáticas o sin aromatizar, te recomendamos que siempre las mantengas vigiladas y al alcance de tu ojo, ya que muchos de los accidentes que cursan con fuego en los domicilios están relacionados con velas (fuente: TPcontraIncendioySeguridad).

    En la cocina

    El primer consejo que te daremos puede parecer una obviedad, pero queremos dártelo igualmente. No te alejes de la cocina si hay algo cocinándose, bien sea en el fuego, en el horno o en el microondas. Son muchas las personas que suelen dejar las cosas cocinándose mientras se dedican a otras tareas por la casa y lo cierto es que puede resultar siendo una mala idea.

    El fuego, por lo general, no realiza ningún tipo de sonido, por lo que es posible que, una vez vuelvas a la cocina, te encuentres con una sorpresa desagradable y no tengas tiempo a reaccionar de manera adecuada. Es mejor poder prevenirlo cuanto antes y, para ello, te recomendamos que te mantengas en la cocina hasta que termines de cocinar.

    Además, los paños de cocina y otros elementos fácilmente inflamables, como es el caso de los mangos de sartenes o de las asas de las ollas siempre deberán estar alejados de las llamas. Y un consejo en el que nadie suele reparar es no guardar los paños de cocina o trapos en los muebles inmediatamente cercanos al horno, ya que estos reciben el calor del mismo.

    Otros detalles más técnicos para evitar el fuego en la cocina es contar con rejillas de aireación que estén siempre despejadas, tanto si tu cocina es de gas butano o gas natural. Además, es aconsejable instalar algún detector de humo que se coloque en el techo si tu cocina utiliza gas natural o en el suelo si es de gas butano. Para ello, deberás tener la campana extractora siempre limpia y funcionando cuando cocines. Eso sí, procura limpiarla tal y como recomienda el fabricante.

    En el dormitorio

    Las mismas recomendaciones que aplicábamos con las estufas y las velas en el salón también tendrás que tenerlas en cuenta en el dormitorio. Además, algunas personas tienen la costumbre de dormirse con la manta eléctrica encendida, lo cual es un peligro irresponsable.

    Por otro lado, una gran cantidad de personas admiten que dejan el móvil u otros dispositivos tecnológicos cargando durante toda la noche y que, cuando los desconectan, dejan el cable prendido a la luz. Además de resultar un gasto innecesario de luz, este gesto también puede conllevar consecuencias negativas, en especial si se sobrecalienta o si se produce una subida de tensión provocada por una incidencia o por tormentas eléctricas.

    Una de las causas más importantes de muerte por incendios originados en un domicilio es fumar en la cama, por lo que te recomendamos que no lo hagas, especialmente si te encuentras en una situación de estrés, fatiga o bajo los efectos de alguna medicación, ya que pequeños rastros de cenizas o el propio cigarrillo podrían caer sobre el colchón, que tarda en prender unas dos o cuatros horas, generalmente cuando la persona ya está durmiendo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook