Blog 
A Sotavento
RSS - Blog de Manuel  Pamies Andreu

El autor

Blog A Sotavento - Manuel  Pamies Andreu

Manuel Pamies Andreu

Colaborador de INFORMACIÓN durante más de tres décadas. Interesado siempre por lo que pasa alrededor.

Sobre este blog de Vega Baja

Torrevieja, ayer y hoy.


Archivo

  • 15
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Alicante Vega Baja

    ¡Que les vayan dando!

     

    Al volante por Torrevieja escuché el otro día a Mariano Rajoy en campaña. Peroraba en Orihuela, cuyo alcalde Bascuñana le había elevado en el acto electoral, entre otras peticiones, una parada del AVE en la ciudad, declarar el casco antiguo como Patrimonio de la Humanidad, y financiación para obras. El Presidente atendió los deseos del regidor con estas palabras:«Tomo nota».

    De conocer Mariano las «cosas» de Orihuelica del Señor su respuesta hubiera sido: ¡¡Nene apunta. Otro lote para el caballero y encima regalamos un peine!! –emulando al ya fallecido y mítico Ramonet, el charlatán más completo que ha parido madre–.

    Esta intervención mitinera me evocó otra de similar calaña. La oí contar del cercano pueblo de San Miguel del Campo de Salinas, donde acudió hace muchos años un aspirante al Congreso de los Diputados, en busca de votos.

    En aquella ocasión, al dirigirse a los sanmigueleros les exhortó a no tener envidia de Torrevieja. "Si vosotros - dijo- le tenéis inquina a Torrevieja, por ser puerto de mar, no preocuparos, os daremos costa y también un puerto".

    En periodos electorales, algunos contendientes se esfuerzan por hacernos creer que los burros vuelan. La única singularidad de esta ya inacabable campaña es el ahínco de lo candidatos en mostrarse ante los votantes como personas cercanas, accesibles, corrientes, de a pie. Nada más les falta confesar que tienen almorranas.

    Pretenden evitar que les ocurra lo que cuentan del Rey Alfonso XIII. El monarca fue a inaugurar el antiguo puente sobre el Rio Segura a su paso por Guardamar. Dicen que los guardamarencos al verle se quedaron atónitos al comprobar que el Rey era de carne y hueso y "portaba bigote com els homes". Lo exclamaron en ese valencianocatalánbalear paralizado en el siglo XIV que siguen hablando unos pocos de esta villa.

    En Torrevieja, la campaña electoral apenas se está notando. Acostumbrados como estábamos al acojonante despliegue de medios y dineros realizado por el PP en anteriores comicios, esto parece una balsa de aceite, con mucha agua y sobre ella flotando una capa de aceite, tan fina que no da ni para alimentar un candil.
    Desde luego, la crisis no se ha ido. Prueba de ello es que ha llegado también a los partidos políticos. Atenazados algunos por la corrupción y en el ojo del huracán, y el resto en no caer en ella con los gastos de la campaña, apenas han hecho gasto en ella.
    En definitiva: una campaña pobretona. A no ser que todo lo inviertan en salir en  emisoras, televisiones y demás medios informativos.

    Que paguen para ser vistos u oidos en ellos.
    A nivel de los medios comarcales y torrevejenses así ha ocurrido durante mucho tiempo.

    Ahora los grifos de los partidos, en todas partes, no solo en Torrevieja vierten menos agua, pero sigue saliendo. En ocasiones solo un hilico y por ello quienes mandan en ellos, en los medios, en algunos medios, a veces, presionan o amenazan, para que se les aumente el caudal. De lo contrario dicen aquello de «os vais a enterar». No es fácil leer esto en un medio de comunicación. Hay que dejarlo claro porque las presiones de los políticos a los medios existen. Y han sido, son y serán insorportables. Pero también pasa al revés.

    Respecto a pronósticos mi bola de cristal se ha vuelto opaca a la hora de predecir resultados del 20 D. Me inclino por un gobierno multicolor, aunque sé que esa breva no caerá. No se derrumbará el bipartidismo. Sí se podría dar el primer paso. De ser así, mi bola, antes de quedarse más negra que el carbón reflejó la siguiente situación: PP y PSOE, en lugar de irse con viento fresco, pactarán a la alemana para seguir domesticando al país.

    Ambos cogiditos de la mano ejercerán de salvapatrias. Realizarán unos superfluos retoques a la Constitución, modificándola lo minímo. La ley electoral la cambiarán para seguir beneficiándose. Y a esperar que escampe. Mientras tanto los partidos emergentes, que arreen. Que les vayan dando.


      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook