12 de octubre de 2018
12.10.2018
Benidorm

Los promotores de Ensanche Levante quieren mantener los negocios afectados por el plan

Los dueños de la mayor bolsa de suelo pendiente de urbanizar de Benidorm plantean fórmulas para encajar las «preexistencias» en el desarrollo del sector

11.10.2018 | 23:19
Los promotores de Ensanche Levante quieren mantener los negocios afectados por el plan

Los promotores del plan urbanístico Ensanche Levante, que planea sobre el conocido como sector Armanello, explicaron ayer que «aunque oficialmente no existe documento de ordenamiento ni normativa oficial alguna» que contemple la integración de negocios existentes en el desarrollo del sector, la intención de los propietarios es mantenerlos. Así lo adelantaron a través de un comunicado donde plantean fórmulas para encajar «algunas preexistencias» en el desarrollo del sector.

Cabe destacar que este plan parcial, que aglutina 56 hectáreas, se levanta sobre la antigua huerta benidormense. En esta zona se llevan a cabo actividades comerciales como el camping de Armanello o el mítico mercadillo Pueblo. Unos negocios afectados –el citado alojamiento sólo en parte– por el desarrollo de esta gran bolsa de suelo, como ya adelantó este diario. Una afectación a la que los propietarios del terreno, unidos en una Agrupación de Interés Urbanístico (AIU), quieren dar solución. Por ello, los promotores de Ensanche Levante plantean «fórmulas compatibles de desarrollo del territorio con el mantenimiento de algunas de estas preexistencias». O, dicho en otras palabras, encajar estos negocios en el proyecto, eso sí, siempre que el Ayuntamiento de la ciudad turística lo considere adecuado.

Así lo han planteado en el proyecto urbanístico Ensanche Levante que está ya en manos de las administraciones públicas implicadas en el mismo, Ayuntamiento y Generalitat. En el documento en cuestión se aborda la afección a «preexistencias edificadas y actividades económicas» que en la actualidad se desarrollan en el sector, que «naturalmente se verán afectadas por la actuación, apuntan desde el colectivo de propietarios», adelantaron ayer a través de un comunicado los titulares del sector, que ahora además se han convertido en los promotores del proyecto urbanístico que planea sobre el Plan Parcial 1/1 de Benidorm.

En el proyecto urbanístico Ensanche Levante se especifica que se pueden dar «fórmulas compatibles» de desarrollo del territorio con el mantenimiento de algunas de estas preexistencias , «siempre que ello sea coherente con un modelo urbano sostenible y de calidad», circunstancia que podría darse en el caso concreto del mercadillo «con un fuerte componente turístico», que no obstante debería adaptarse a la nueva ordenación y, más adelante, recibir la autorización del Ayuntamiento.

Solares colindantes

En lo que a las afecciones a los campings se refiere, parcialmente incluidos en el plan urbanístico –el grueso de la actividad se desarrolla en suelo colindante–, podrían adoptarse medidas transitorias para procurar una mínima afección a las instalaciones existentes, facilitando de esa forma el negocio exterior al sector.

La AIU espera superar estos escollos, siempre «conflictivos» cuando se hablaba del desarrollo del Plan, según apuntaron ayer, y recibir el beneplácito de las diferentes consellerias que deben pronunciarse para superar la primera etapa de evaluación ambiental estratégica. Una vez dado este paso será cuando comience la tramitación del instrumento de planeamiento completo, y arranque la transformación de la mayor bolsa de suelo de Benidorm pendiente de urbanizar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook