31 de octubre de 2018
31.10.2018

El último adiós al rey de la montaña

Los restos mortales del escalador crevillentino Francisco Candela, fallecido en el Himalaya, llegaron ayer al Tanatorio Virgen del Rosario y el sepelio será hoy a las cuatro en la parroquia Nuestra Señora de Belén

30.10.2018 | 23:15
Familiares y amigos velan el cuerpo del montañero fallecido Francisco Candela.

Una despedida tan sentida en su tierra como lo era la fuerza e ilusión que desprendía «Paco Sipol». Los restos mortales del montañero crevillentino Francisco Candela Pastor llegaron ayer al medio día al tanatorio Virgen del Rosario de Crevillent después de un proceso de repatriación desde el Himalaya, donde perdió la vida, hasta su hogar. El funeral será hoy a partir de las 16 horas en la Parroquia Nuestra Señora de Belén.

Los mensajes de apoyo y cariño a la familia han sido constantes estos días y en especial durante la jornada de ayer donde se vieron rostros cercanos que, emocionados, velaron el cuerpo del montañero con grandes ramos y coronas de flores. Allí se dieron cita los familiares y amigos, especialmente, los miembros del centro Excursionista del que Francisco Candela era socio y del que fue vicepresidente, al igual que deportistas de otros clubes del municipio, integrantes de la Federación Valenciana de Deportes de Montaña y Escalada o concejales de la corporación, entre los que se encontraba el alcalde, César Asencio, o el edil de Deportes, Manuel Molla.

Durante esta larga semana los familiares han estado resolviendo los trámites de repatriación para trasladar el cuerpo desde Katmandú (India), ya que el montañero tenía contratado un seguro de vida particular, más aparte el seguro de la Federación de Montaña y el de la agencia Montañas por el Mundo con la que viajaba en este caso.

Trámite

Además la embajada española en la capital de Nepal se puso en contacto con la familia para agilizar los trámites y finalmente no fue necesario que los familiares tuvieran que personarse en este país a miles de kilómetros para reclamar el cuerpo. Así las cosas, el martes llegaron los restos mortales al aeropuerto de Manises, en València. Finalmente ayer por la mañana se trasladó el cuerpo en un coche fúnebre.

El Ayuntamiento se ha sumado a las muestras de condolencia a través de un consejo extraordinario de Deportes que sirvió para transmitir a la familia las condolencias por la pérdida y también para preparar un homenaje que se realizará el próximo año y que incluirá pruebas deportivas en su nombre aún por concretar. Desde el Centre Excursionista honrarán su memoria con otra de sus marchas tradicionales, teniendo en cuenta que el popular alpinista formaba parte de esta entidad desde hace más de 40 años.

Conselleria

Por otro lado una agrupación de escaladores en colaboración con el centro excursionista tramitarán una placa en su honor en la sierra, y el Ayuntamiento apoya la iniciativa para empezar con las gestiones con la Conselleria de Medio Ambiente, que tiene que dar su autorización.

Según el edil de Deportes, Manuel Moya, Paco, al que le unía una buena amistad, «a pesar de ser autodidacta era un maestro en toda regla, un gran deportista que lo ha dado todo por el deporte que era su pasión con una particular profesionalidad que ha enseñado a todos los que ahora escalan y suben a la sierra». El mismo sentir tiene Felipe Tortosa, presidente del Centre Excursionista, que lamenta que Paco esta vez no haya podido clavar la bandera de España en su último destino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

anteriorsiguiente