13 de julio de 2018
13.07.2018

Los nuevos delitos de odio

Los expertos detectan un repunte en la cristianofobia, en el racismo basado en la diferencia cultural y en los ataques a discapacitados

13.07.2018 | 00:34
Los nuevos delitos de odio

Los delitos de odio se reinventan con nuevas fórmulas como la cristianofobia, que se suma a la islamofobia, al alza también en los últimos años; el discurso racista construido sobre la amenaza contra los principios culturales propios; y los ataques contra personas que sufren discapacidad, a la cabeza en este tipo de delincuencia en la provincia de Alicante, según la última estadística publicada por el Ministerio del Interior. Los datos, de 2016, sitúan a Alicante como la séptima provincia donde se cometen más delitos de odio, con 34, de los que 15 fueron incidentes relacionados con personas discapacitadas; ocho sobre orientación sexual; y el resto relativos a la ideología, el género, las creencias religiosas y la aporofobia o aversión a los pobres.

Los nuevos y viejos delitos de odio, sus causas, prevención y resolución se abordan en los cursos de verano Rafael Altamira de la Universidad de Alicante, con la participación de diversos expertos juristas, policiales y sociólogos. Hoy se celebrará una mesa redonda sobre el papel de la sociedad civil en la lucha contra el odio con activistas contra la homofobia, representantes de asociaciones gitanas y del Movimiento contra la Intolerancia. Clausurará Consuelo Ordóñez, que ha dedicado gran parte de su vida a luchar contra ETA, que asesinó a su hermano, Gregorio Ordóñez, concejal del PP, en 1995.

Las conductas xenófobas, contra colectivos de inmigrantes, están a la cabeza de las denuncias, quejas y consultas que recibe la Policía Nacional de Alicante a través de la figura del interlocutor social, en contacto con asociaciones y ONG, explica la oficial Marta García, responsable de la delegación de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial. La agente, que habló ayer del Plan Director de Delitos de Odio, destacó la gran cantidad de conductas de islamofobia, pero también de cristianofobia en la provincia por parte de personas de otras religiones. Y está en permanente contacto con los colectivos LGTBI, que en 2017 recogieron 79 incidencias relacionadas con la identidad sexual, el doble que el año anterior. También con la Federación de Asociaciones Gitanas, pues el antigitanismo es otra de las formas frecuentes de discriminación y racismo en la provincia, como explicó durante el curso de verano el profesor titular de Sociología de la Universidad Daniel La Parra; y con asociaciones de personas que sufren algún tipo de discapacidad auditiva, visual, o intelectual, que cada vez sufren más ataques. Son agresiones que incluyen lesiones, amenazas, trato degradante, abuso sexual, discriminación, injurias, daños o coacciones, y, según Interior, han crecido un 10%. Estos ataques van al alza a través de las redes sociales. Desde que en 2015 se tipificara en el Código Penal (artículo 510) el delito de odio en las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) se ha avanzado en la investigación de los delitos tecnológicos, y la Comisaría Provincial de Alicante destina 15 policías a esta tarea. Además, existe la figura del «agente encubierto digital», autorizado por un juez a investigar, bajo identidad supuesta, delitos graves o cometidos a través de las redes sociales; a mantener conversaciones en canales cerrados de comunicación y a intercambiar y enviar archivos ilícitos por su contenido para «intentar llegar no sólo al que escribe el comentario, también a los grupos que puedan estar detrás», explica Santiago Calderón, inspector y jefe de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Alicante. El inspector destacó la especialización de estos agentes por lo técnica que es la investigación y la necesidad de tener amplios conocimientos de informática, redes sociales e internet en general para bucear en las páginas, vídeos y material tecnológico.

En lo sociológico, La Parra habló del nuevo racismo, alejado de la base ideológica del nazismo, por ejemplo, «que hoy día nadie sostiene pues la biología y los estudios genéticos concluyen que no hay forma de clasificar en grupos raciales. El nuevo discurso racista se construye sobre la diferencia cultural. Nadie dice que un grupo sea superior a otro pero está todo muy implícito y subliminal, de una forma más abstracta, lo contrario a la propaganda nazi que hablaba de los judíos como una plaga. Formas que varían pero en el fondo indican que hay unas formas culturales superiores a otras, y esto es my difícil de detectar». Como ejemplo, citó las campañas electorales de Alternativa para Alemania centradas en el burka y el bikini, «que no critican a nadie pero plantean una dicotomía».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2018/2019

Calendario laboral 2018 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2018/2019 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2018/2019.