11 de octubre de 2019
11.10.2019
El Campello

El Ayuntamiento descarta un vertido de fecales aunque mantendrá cerrada Cala Lanuza hasta el lunes

La inspección de los técnicos y del Instituto de Ecología apunta a que el agua procede de filtraciones naturales, aunque hasta que el lunes no lo confirmen las analíticas no se puede volver a abrir la playa

11.10.2019 | 16:47

El Ayuntamiento ha descartado que se haya registrado un vertido de fecales en la zona norte de El Campello. La playa de Cala Lanuza permanece cerrada al baño desde ayer debido a que han llegado hasta el arenal unas aguas aparentemente sucias, que se sospechaba procedían de la depuradora de una urbanización de la zona. Pero tras la revisión de la zona por parte de los técnicos y personal del Instituto de Ecología Litoral se ha concluido que no se trata de fecales sino de filtraciones naturales procedentes del otro lado de la carretera, según ha explicado el edil de Medio Ambiente y Playas, Julio Oca (Cs).

Las muestras recogidas de agua de color marrón han permitido comprobar que finalmente es agua transparente que carece de mal olor, y que se apunta a que tiene un origen natural. Al parecer desde el pasado mes se están filtrando aguas desde un barranco cercano hasta el arenal. Pero al coincidir ya con el fin de semana hasta el lunes no se podrán realizar las analíticas que permitan confirmar que no son aguas fecales y que la playa es apta para el baño, según agregó Oca. 
 
Desde la Gestora de Asociaciones de Vecinos habían denunciado que se trataba de un nuevo vertido de fecales, siendo los vecinos los que han puesto en conocimiento lo sucedido a la Policía Local, que procedió a clausurar el jueves la playa, la tercera más visitada de El Campello después de Muchavista y Carrerlamar. Y lamentaron la contaminación que comportan estas roturas que reiteradamente se producen en la zona norte, aunque según ha averiguado el Consistorio finalmente no se tratarían de fecales sino de un aporte natural. 

Los problemas de fecales son frecuentes en la zona norte de El Campello, sobre todo en las calas de l'Almadrava y Baeza. Esto es debido a que esta área solo dispone de pequeñas depuradoras obsoletas que periódicamente causan vertidos, una situación que se espera solucionar con la conexión del alcantarillado de la zona norte a la depuradora de Sant Joan, cuyas obras se espera que se inicien el próximo año y que durarán unos 24 meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído