13 de febrero de 2018
13.02.2018

Los técnicos de la Generalitat dan luz verde a la planta de transferencia de basura en Dolores

El anteproyecto de gestión de la estación de desechos tendrá que ser examinado ahora por el Consorcio y por el Ayuntamiento

13.02.2018 | 01:52
Manuel Pineda y Joaquín Hernández en la parcela preparada para la transferencia de basura.

El Consell tiene que validar en Pleno que la empresa pública Vaersa pueda impulsar la instalación, que sería la primera en la Vega.

Los servicios técnicos de la Generalitat Valenciana han emitido informes favorables sobre el anteproyecto de gestión de la planta de transferencia de basuras que el Consorcio Vega Baja sostenible quiere instalar en el municipio de Dolores. El director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, explicó ayer que ahora serán los técnicos del ente consorciado y después los del Ayuntamiento los que «analicen, deliberen y consideren si procede dar el visto bueno a esos informes».

Piquer dijo que con este trámite «avanzamos para dar una solución transitoria en la gestión de los residuos de la Vega Baja», la única comarca de la Comunidad Valenciana que no tiene ninguna instalación para gestionar los desechos que genera. La importancia de poner en marcha la instalación para transferir basura radica en que los desechos se llevan ahora a vertederos de Murcia, Jijona, Alicante y Elche. Los desperdicios se transportan en los camiones de recogida de basuras, que atraviesan cada día la provincia para poder abocar su contenido en plantas de tratamiento y vertederos. Con la estación de transferencia se conseguiría compactar los desechos en camiones tráiler para reducir desplazamientos.

El presidente del Consorcio de la Vega Baja, Manuel Pineda, afirmó ayer que una vez se ha recibido el visto bueno de los técnicos habrá que acabar el trámite para poder impulsar la planta a través de la empresa pública Vaersa. «A partir de ahora tenemos pendiente que el Consell apruebe en Pleno que Vaersa pueda ser medio propio del Consorcio a través de la acción que se va adquirir». En este sentido Pineda aseguró que una vez que esa empresa sea calificada como medio propio y una vez que el Ayuntamiento de Dolores dé el visto bueno «podremos empezar trabajar en la construcción de la planta de transferencia».

Pineda valoró que «vamos en la buena dirección, a pesar de que otros quieren entorpecer nuestra gestión, pero nosotros seguimos avanzando para cerrar un capítulo negro en tema de residuos como el vertedero de La Murada y poniendo los cimientos para lo que será la solución primero transitoria y después definitiva de los residuos de la Vega Baja».

Presupuesto

Joan Piquer también indicó que el presupuesto del Consorcio ya está operativo desde el día 8 de febrero y se ha procedido a la evacuación de los expedientes de contratación para la puesta en marcha del ecoparque que el Consorcio adquirió a finales del año pasado. «Desde la Generalitat hemos conseguido destinar fondos europeos para que la Vega Baja cuente con más ecoparques, con partida de hasta dos millones de euros hasta el año 2020, y aquí quiero agradecer las gestiones que el presidente de este Consorcio ha realizado en Valencia para que la comarca cuente con estos fondos».

El director general dijo también que él y Pineda se han reunido con técnicos del Consorcio de Alicante para mejorar la gestión de residuos voluminosos en los ayuntamientos de la comarca. «El objetivo es facilitar a los consistorios que hagan una gestión pública de los residuos voluminosos y no privada como parece ser que actualmente algunos ayuntamientos están haciendo», indicó Piquer. En este sentido Manuel Pineda, añadió que con el tema del reciclaje de los colchones «en las últimas semanas el alcalde de Redován había puesto el grito en el cielo cuando es algo que decidió él solo, llevarlo a un gestor autorizado en Novelda, cuando en Alicante no se había limitado la entrada al Consorcio», y recordó lo que ya le aclaró Piquer hace unos días sobre que «si los colchones fueran perjudiciales no podríamos dormir cada uno en nuestra cama».

Por otro lado, Manuel Pineda aseguró que se va a seguir con la labor de restauración en el antiguo vertedero de La Murada con la inversión de un millón de euros por parte de la Generalitat Valenciana «para que ese sitio pase a ser historia en la Vega Baja». También aseguró que se va a ejecutar la partida de 800.000 euros que la Generalitat Valenciana va a destinar para la puesta en marcha de las plantas de transferencia de la comarca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine