Lunes trágico

Muere una turista británica en una playa de Orihuela y un niño de 2 años en Benitatxell

La bañista se metió en la playa con bandera roja y el pequeño se cayó al agua en un descuido de sus padres

28.06.2016 | 11:27
Imagen del estado de la playa de La Glea en la tarde de ayer

Una mujer de 57 años perdió la vida ayer en la playa de La Glea, en Orihuela Costa. El suceso tuvo lugar alrededor de las 16.50 horas cuando el marido de la víctima dio aviso a los socorristas al ver que no podía salir del agua. Durante toda la jornada de ayer estuvo izada la bandera roja que prohíbe el baño, por lo que previamente los dos socorristas que vigilan La Glea habían requerido a la bañista para que saliera del agua, aunque sin éxito.

Cuando el servicio de salvamento logró acercar el cuerpo hasta la orilla, comenzaron las labores de reanimación cardiopulmonar, que no tuvieron éxito. La edil de Turismo, Sofía Álvarez (PP), quien lamentó el suceso, apuntó a que tendrá que ser la autopsia la que determine las causas del fallecimiento, pues «no se sabe si fue una parada, un edema cardiopulmonar« o un ahogamiento debido a la corriente». Según Álvarez, las reanimación se intentó cerca de 45 minutos. La víctima se encontraba de vacaciones en San Pedro del Pinatar y había acudido a Orihuela a disfrutar de una jornada de baño.

Desde la empresa que presta el servicio en las Playas de Orihuela, Ambumar, recordaron ayer la importancia de respetar las banderas rojas de prohibición del baño, tanto por la seguridad de los propios bañistas como por la de los efectivos de socorrismo. Esta mercantil presta el servicio desde el 18 de junio con un contrato menor que acaba hoy, al no haber llegado a tiempo de adjudicar el pliego antes del 15 de junio, cuando debería haber comenzado el servicio. La firma del nuevo contrato, adjudicado la semana pasada, aún no se ha producido al estar pendiente de presentar la mercantil la información requerida.

Benitatxell
Además, un niño de dos años murió ayer por la tarde ahogado en la piscina de un chalé del Poble Nou de Benitatxell.

Según fuentes de la investigación, los padres, de nacionalidad rusa, estaban descansando a media tarde y no se dieron cuenta de que el niño había salido al jardín y se había dirigido a la piscina, a la que cayó.

Cuando, a los pocos minutos, advirtieron que el pequeño había salido de la casa, lo encontraron ya en el fondo de la piscina. Un equipo médico del SAMU estuvo dos horas, según las mismas fuentes, intentando reanimar al niño sin éxito. El desafortunado accidente ocurrió en un chalé de la urbanización de las Mimosas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine