Gata prohíbe llenar piscinas y regar campos por la sequía

El PP acusa al gobierno local de no hacer nada para resolver la falta de agua potable

26.07.2016 | 01:26

En Gata, cruzan los dedos. El pasado verano lo salvaron por los pelos. Fue mano de santo el bando en el que la alcaldesa, Magda Mengual, recomendaba a sus vecinos ahorrar toda el agua posible. Ahora, la munícipe ha emitido otro bando. Advierte que consumir agua en exceso está castigado con una sanción de entre 150 y 901 euros. La misma multa se aplicará a otros usos ahora prohibidos, como el de llenar piscinas y balsas que se utilicen para bañarse, abusar del riego de jardines privados y desviar agua de la red para riego agrícola. El agua escasea.

El PP denunció ayer que el gobierno local (Compromís y JuGa) ha hecho poco más que lanzar ahora ese bando. Su portavoz, Maite Signes, aseguró que en un año no se ha realizado ninguna de las obras que los populares han planteado para aumentar los recursos hídricos del municipio.

La concejala reveló que la situación, a día de hoy, es gravísima. Explicó que Gata se abastece de dos pozos y que uno ya no se puede gastar, dado que ha bajado muchísimo su nivel, mientras que el otro va camino de salinizarse (se han disparado los cloruros). «No tenemos agua», advirtió Signes.

La solución de emergencia ha sido comprar caudales a la empresa municipal de suministro de Xàbia, Amjasa. Ese agua se mezcla con la de Gata y así se está salvando, de momento, un suministro que pende de un hilo. La portavoz popular, de hecho, recordó que Xàbia, que dispone de una planta desalinizadora, les cerrará el grifo si el agua le llega justa para el consumo de sus vecinos y turistas.

La edil popular indicó que su partido propuso al gobierno local que destinara los 150.000 euros que le tocaban del remanente de la Diputación de Alicante a hacer una tubería hasta los pozos de Pedreguer. Los regantes de Miralbons, una partida agrícola de Gata cuyo pozo agrícola también está ya seco, han optado por esta solución. «Hace ya más de 8 meses planteamos comprar agua a Pedreguer y no nos hicieron caso», sostuvo Signes, que afirmó que el gobierno local aseveró que los 275.000 euros que cuesta construir la tubería a Pedreguer los sacaría de una ayuda de emergencia de la Diputación. Pero no ha llegado.

La portavoz popular dijo temer que este verano Gata ya no se salve de las restricciones de agua potable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine