Las dudas sobre la recuperación mundial pasan factura a la exportación alicantina

Las ventas al exterior de las empresas de la provincia se reducen un 6,2% en el mes de marzo, la primera caída en casi dos años

21.05.2016 | 01:04

El calzado concentra casi todo el descenso aunque los fabricantes aseguran que aún no hay motivos para la alarma.

Las sacudidas que sufrieron los mercados a principios de este año, ante las dudas sobre la solidez de la recuperación a nivel mundial, acabaron por pasar factura a las exportaciones alicantinas o, al menos, a su principal producto, el calzado, que vio retroceder sus ventas de forma considerable y lastró el conjunto de la estadística. Así, tras el freno que ya sufrió el comercio exterior de la provincia en febrero –cuando las ventas apenas crecieron un 3,3% frente a los aumentos de dos dígitos habituales en los últimos tiempos–, los datos de marzo reflejan un retroceso de las exportaciones alicantinas del 6,2%, hasta los 453 millones de euros, lo que supone la primera caída de este indicador en casi dos años. En concreto, desde abril de 2014.

De nada sirvieron la mejoras que se registraron en el sector agrícola, el mármol, el plástico o, incluso, el aluminio. Los malos resultados de los zapateros y el enorme peso que suponen en el conjunto de los envíos de la provincia al extranjero –prácticamente un tercio del total– hicieron que el batacazo fuera inevitable.

Y es que las ventas de calzado se desplomaron nada menos que un 20,5% durante el tercer mes del año, al pasar de los 151,5 millones contabilizados en marzo de 2015 a los 121 millones de este año. Se trata, además, del segundo mes consecutivo de descenso ya que en febrero también cayeron un 11%, según los datos del Instituto de Comercio Exterior.

Preocupación entre los clientes
La presidente de la Asociación Valenciana del Calzado (Avecal), Marián Cano, reconocía ayer que el sector deberá estudiar a fondo los datos para tratar de remontarlos aunque, de momento, entre los empresarios «no hay ninguna alarma por esta caída, aunque sí una lógica preocupación». En parte, porque los zapateros del Vinalopó llevan prácticamente cinco años de incrementos en sus ventas internacionales «y una corrección puntual era, hasta cierto punto, previsible». Sobre las causas de esta corrección, Cano apunta que lo que «sí detectaron los comerciales durante los primeros meses fue mucha preocupación y muchas dudas entre los clientes a la hora de formular sus pedidos, por la incertidumbre que se generó sobre la recuperación de la economía mundial». No hay que olvidar el desplome que sufrieron las bolsas de todo el mundo en el primer trimestre del año ante el temor a que un frenazo de la economía china y la caída del petróleo llevaran a una nueva recesión mundial.

A esto hay que sumar la situación en Francia –el principal cliente de los zapateros de la provincia–, donde el consumo no termina de arrancar; y los malos resultados de la campaña de invierno en buena parte del continente europeo debido al calor, lo que provocó que muchos establecimiento tuvieran aún existencias por vender, explica la presidenta de Avecal.

Ante esta situación «lo único que se puede hacer es continuar con la estrategia de diversificación de mercados actual», para que los distintos destinos se vayan compensando entre sí, según Cano.

Otros sectores
Además del calzado, también registraron descensos en sus ventas en el extranjero el juguete, que anotó una caída de sus exportaciones del 3,8% en marzo, hasta los 10,6 millones; y los fabricantes de maquinaria, que sufrieron una caída del 17,8%, hasta los 8,7 millones. Por el contrario, el sector agroalimentario sigue recuperando el terreno perdido hace un año y medio a raíz del veto ruso. Así, los envíos de hortalizas crecieron un 16,7% (32,9 millones), los de frutas un 2,1% (38,5 millones) y los de conservas un 16% (20,3 millones). Igualmente, el mármol mantuvo la tendencia iniciada el pasado año, con una caída de la venta de material en bruto (–14,6%, 9,2 millones de euros) y un aumento de la exportación de plaquetas (+7,3%, 15,1 millones). También fue un buen mes para la industrial plástica (+4,4%, 29,4 millones) y la del aluminio (+6,6%, 19,9 millones).

Por destinos, cayeron las exportaciones a casi todos los países de la UE, como Francia (-6,7%), Alemania (-6,3%), Reino Unido (–8,7%) o Portugal (–12,6%), que, además, son los principales clientes de la provincia. Entre los mercados que mejoraron destacan Estados Unidos (+3,6%), China (+13,2%) o Marruecos (+5,45%).

Los datos de marzo lastraron la evolución anual y en el acumulado de los tres primeros meses del año las exportaciones alicantinas ya sólo crecen un 0,6% frente al 12% con que cerraron 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine