Blog 
Servicios generales
RSS - Blog de Ana

El autor

Blog Servicios generales - Ana

Ana


Archivo

  • 12
    Enero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    7 consejos para mantener las puertas automáticas

    7 consejos para mantener las puertas automáticas 

    Nuestra vida cada vez está más automatizada, de aquí que sea muy común tener puertas automáticas en lugares como el garaje, entrada a algún sitio… si tienes la suerte de disfrutar de este tipo de puertas, te invito a conocer una serie de consejos que te ayudarán a conseguir que las puertas funcionen perfectamente durante más tiempo. Sin olvidar que el control y la legislación de las puertas automáticas está regulado, de aquí que siempre deban estar en perfectas condiciones.

    Evita el agua y la humedad

    Siempre debes mantener al cuadro de control alejados de la humedad y del agua. Si la humedad entra en el centro de control, la puerta dejará de funcionar y tendrás un gran problema. Para evitarlo, asegúrate que la instalación este bien protegida. Y si notas que hay algún agujero, tápalo con silicona para que todo esté perfectamente protegido.

    Vigila la placa eléctrica

    Si tienes algunos conocimientos de electrónica, puede ser interesante que cada cierto tiempo mires si todo esta correctamente, sobre todo la placa eléctrica. En el caso de que algo no vaya bien, la puerta dejará de funcionar y tendrás que llamar a un profesional para que te repare la puerta. Ten en cuenta que si la misma es la que permite el acceso a tus clientes, entonces tendrás un verdadero problema. De aquí que tengas que comprobarla para que al menor síntoma puedas llamar al profesional y estropear y evitar que la puerta no se abra.

    Lubrica bien tus puertas automáticas

    Con el uso, lo más seguro es que las puertas comiencen a chirriar. En este caso tendrás que mirar si todas las piezas están correctamente. Si todo va bien, será el momento de que lubriques las puertas para que dejen de hacer ese ruido tan molesto. Para realizar ese trabajo te invito a mirar las cerraduras, el pestillo y las bisagras. Si todo va bien, una vez engrasados, el ruido tan molesto desaparecerá y la puerta volverá a funcionar como el primer día. Normalmente estas piezas no son difíciles de encontrar, pero si tienes dudas en el manual te vendrá todo muy bien explicado.

    Usa mandos para las puertas automáticas

    El uso de los mandos hará que abrir la puerta te sea mucho más sencillo. Sucede lo mismo con las barreras electrónicas, las cuales se pueden abrir con un mando adecuado. Es decir, nos ofrecen seguridad y comodidad a su vez.

    Si usas un mando, siempre debes asegurarte que el sistema funciona correctamente y sobre todo que las pilas van cargadas. No esperes demasiado a cambiar las pilas del mando. Si lo haces puede que las pilas se agoten y luego tengas problemas a la hora de abrir la puerta.

    Comprueba el estado de los muelles

    Como todo en esta vida, los muelles antes o después tenderán a estropearse. El movimiento de la puerta como la oxidación son los grandes enemigos de los muelles.

    Para intentar que los muelles duren más tiempo y no se rompan, lo mejor que puedes hacer es darles aceite para que la oxidación tarde más en aparecer. Además, también es importante que mires si los muelles siguen teniendo una tensión adecuada. Si notas que han perdido tensión o bien los cambias o llamas a un profesional para que los cambie y así evitarás que la puerta deje de funcionar en el momento más importante.

    Limpia las puertas

    Te recomiendo limpiar las puertas automáticas no solo por higiene, sino para que las puertas no comiencen a concentrar mucha mierda y se puedan bloquear.

    Dependiendo del tipo de puerta que tengas, tendrás que realizar unas labores de mantenimiento u otras. Por ejemplo, si tienes unas puertas correderas, tendrás que prestar mucha atención a las guías. Estas deberán estar limpias para evitar que la suciedad no las permita correr. Lo importante es mantener limpias las puertas de suciedad y grasa.

    Los insectos pueden ser tus grandes enemigos

    Los insectos pueden ver al cuadro de control como un lugar perfecto para refugiarse. Y es que no solo ofrece refugio, sino que también ofrece calor, el cual les atrae de manera directa.

    Para evitar que los insectos entren el cuadro de control y puedan dañarlo, es importante que te asegures que no hay ningún punto de acceso, es decir, tiene que estar todo perfectamente sellado.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook