Blog 
Juego de series
RSS - Blog de joseantoniomartinez

El autor

Blog Juego de series - joseantoniomartinez

joseantoniomartinez

Fan incondicional de todas (o casi todas) las expresiones de cultura popular y conocedor de numerosos datos que queda bien repetir, aunque puede que no valgan para nada.

Sobre este blog de TV

Una mirada a las series por las que debes dejarte atrapar y de las que debes evitar.


Tweets by jam1970_

Archivo

  • 27
    Octubre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante TV

    El año en que The Walking Dead se lo juega todo

    El año en que The Walking Dead se lo juega todo

    Con cien episodios a sus espaldas y una séptima temporada de la que renegaron hasta algunos de los más incondicionales, The Walking Dead afronta un momento crucial en el que podría seguir expandiendo el universo del apocalipsis zombi o ir planteándose ir cerrando el chiringuito. Conscientes del bache que fue la temporada pasada, los productores han decidido poner toda la carne en el asador, dejarse de rodeos y meterse de lleno en la guerra de los chicos de Rick Grimes contra Negan. La octava temporada se ha estrenado esta semana con un episodio que nos ha hecho volver a los mejores momentos de la serie, pero que sin embargo no ha tenido la respuesta esperada. Ni de audiencia, ni siquiera en las descargas ilegales. ¿Se han bajado los fans del barco o están esperando a que la nueva temporada tenga algo más de recorrido para ver los capítulos de tirón?

    El episodio con el que se ha abierto la temporada es el número 100 de la serie por lo que los productores querían que fuera un evento especial. No sólo tenemos el inicio de la guerra contra Negan, también hay varios guiños y homenajes para el disfrute del fan. Uno de ellos es el regreso de aquella niña zombi con la que Rick se encontraba en el primer episodio de la serie. La extra, ya un poco más mayor, vuelve a ponerse en la piel de una muerta viviente ocho años después para hacer un cameo, incluso con la misma ropa que llevaba entonces. Y parece que no es el único guiño del capítulo. Hay hasta una dedicatoria para el recientemente fallecido cineasta George Romero, sin cuya aportación al género zombie en los años 60 esta serie jamás habría sido posible. Incluso el año pasado se habló de la posibilidad de traer de vuelta en un flashback a nuestro añorado Glenn, algo que por el momento no hemos visto, salvo sorpresas más adelante. Otra de las cosas que más han dado que hablar son esas escenas que nos muestran a un Rick ya envejecido en un hipotético futuro donde parece vivir una apacible retiro con su hijo Carl y con Michone. Apostaría a que a medida que avancen los episodios se nos van a explicar estas ¿visiones? y no todo va a ser tan idílico como parece. ¿Se están marcando los productores un Lost

    Pero, sin duda, y como ya avanzábamos el plato fuerte del capítulo es la lucha contra Negan. Se acabaron los momentos de traumas y lloros de la temporada pasada. Desde el primer minuto, la acción es trepidante y apenas hay momentos de descanso. Tiros, mogollón de zombies y épica a cascoporro. Si para el inicio de la séptima temporada nos dejaron con la respuesta a un gran cliffhanger (¿a quién mató Negan?), para ésta nos habían prometido el asalto final a la fortaleza de Los Salvadores. Una batalla tras la que han quedado algunos cabos sueltos y personajes en situación comprometida.

    El primer episodio de la séptima temporada, pese a la polémica, también fue espectacular, pero su impacto se fue diluyendo en capítulos que trataban de mostranos el trauma que supuso para los protagonistas el salvajismo de Negan. La idea era buena, pero fueron capítulos muy aburridos, no nos engañemos. Hasta Fear the walking dead, a pesar de que sus personajes siguen sin tener el carisma de la serie madre, tuvo momentos más trepidantes en esta tercera temporada que la otra. En los últimos episodios de esa temporada de infausto recuerdo (¿a que lo de la granja no era para tanto?), se intentó dar un giro de timón y enderezar el rumbo. La sensación que dio es que buena parte de la séptima temporada eran episodios de relleno cuya función era allanar el terreno para el capítulo 100.

    Sin embargo, a pesar del prometedor arranque, los datos hablan por sí mismos. Hasta cinco millones de espectadores ha perdido la serie en el arranque de su nueva temporada respecto al año anterior: 11,4 millones de espectadores frente a los 17,03 millones del primer episodio de la séptima. Es la cifra más baja de audiencia para un arranque de temporada desde la tercera (que contó con 11,86 millones de espectadores y de ahí hacia arriba). Se puede caer aún más bajo, porque los espectadores del primer episodio de la serie fueron 5,35 millones. En cuanto a las descargas ilegales, los datos de la firma analista Texcipio, cifra en 774.685 los internautas que se lo bajaron frente a los 1,33 millones del año pasado. La marcha de los próximos epìsodios nos dirá si las cifras remontan o no. Todo es cosa de que no se empiecen a meter en aquellos jardines con los que muchos espectadores dieron la espalda a la serie.

    No hay que olvidar que The Walking Dead está basado en una serie de cómics. Aunque en televisión no se ha ceñido estrictamente a lo que pasaba en el papel, la hoja de ruta sí se ha respetado y los personajes han pasado por los mismos lugares: Atlanta, la granja, la cárcel, el gobernador, los caníbales del Santuario... Negan. Las viñetas han seguido la historia mucho más allá de lo que hasta ahora se nos ha contado en televisión. El llegar o no a contar esos argumentos dependerá de la habilidad con la que los guionistas sepan jugar sus cartas. Si una serie de cómics puede estar editándose años y años, en televisión la duración es más limitada y todas aquellas que superan la séptima temporada empiezan ya a traspasar todas las líneas rojas. ¿Acabará el apocalipsis zombi pronto o tendremos una serie tan longeva como los Simpsons? La audiencia lo dirá.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook