Blog 
En el Fondo
RSS - Blog de Mariano Miguel

El autor

Blog En el Fondo - Mariano Miguel

Mariano Miguel

Nadie me vio, no pueden demostrarlo, ya estaba así cuando llegué.

Sobre este blog de Deportes

No existe la verdad, lo que existen son distintas versiones.


Archivo

  • 08
    Enero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante Hércules Deportes Hacienda Ramírez

    Mejor llama a Saul

    ¿Tienes un problema? Mejor llama a Saul. Lo primero, no declares. Y a partir de ahí empezamos a arreglarlo. Hay un momento en “Breaking bad” en el que Saul Goodman insta a sus clientes a que pase lo que pase hay que pagar a Hacienda. Es más, a Hacienda le da lo mismo de donde saques el dinero o como le vayas a pagar, quiere su parte. Y como Hacienda somos todos mejor que mejor.

    Solo hay que tirar un poco de hemeroteca para repasar las declaraciones del actual Presidente del Hércules. El sr. Ramírez siempre defendió que había que aclarar lo de la subasta para arreglar lo de Hacienda. El medio (la subasta) y el fin (acabar con la deuda). Vale, hasta ahí todos de acuerdo. Para eso ha trabajado mientras tanto don Carlos Parodi, para ir negociando pasito a pasito con Hacienda y los acreedores. Para firmar el convenio. Si eso ya te pago, poco a poco, como vaya pudiendo y así ganamos todos. Y luego con Hacienda más de lo mismo. No sufra, señor funcionario de la Agencia Tributaria que yo le voy a pagar. Tarde lo que tarde. Y sin hacer declaraciones ni dar una rueda de prensa. Las cosas se arreglan y se anuncian cuando ya están hechas.

    Pero en el Hércules siempre hay un pero. Qué se le va a hacer. Y más si renuncias al sabio consejo de NO DECLARAR. Si ahora mismo al funcionario de Hacienda le da por tirar de hemeroteca se encontrará al presidente del Hércules diciéndole públicamente a su socio (a medias en la sociedad que controla el club) que como si fuese una boda, que ponga un nombre encima de la mesa para fichar que aixó está to pagao. Que está muy bien, no digo que no. Como si fuese comunio pero con euros de verdad. Pero lo mismo, con el cafetito de media mañana, al aplicado funcionario de Hacienda le da por buscar en internet las noticias del Hércules, el equipo este que debe unos eurillos. A lo mejor hasta se está haciendo herculano, poquito a poco, llevándose disgustos y todo eso. Y piensa que si sube a la LFP se puede arreglar lo suyo y cerrar el expediente ese en el que lleva años. A ver si ahora que ya está claro quien tiene la titularidad del club puede dedicarse a otra cosa. Pero ojo, que de repente se encuentra con que lo que han estado negociando de ir pagando como se pueda no vale para nada. Lo mismo hasta se cabrea. Y con razón. Y no me gustaría a mi tener que negociar ni tratar nada con un funcionario de Hacienda enfadado.

    Llegados a este punto hay que dar, otra vez, un paso al frente. Antes que gastar a espuertas en fichajes se debería reflexionar un poco y tener calma. No meter todos los huevos en la misma cesta. Un poquito por aquí, pagamos otro poquillo por allá y vamos tirando. Pasito a pasito. Aspauet, aspauet. Por cada euro que salga para un proveedor, acreedor, fichaje, o lo que sea otro para hacienda. Para que no se enfaden. Esa es la función de un presidente. No hacer fichajes, alineaciones o abroncar públicamente a la plantilla tras una derrota. Eso es más de los noventa, de Lopera, Caneda, Jesús Gil y gente así.

    Ahora toca pagar, como siempre, pero seleccionando bien las prioridades. Asumiendo cada uno su papel. Pagar para luego recuperar con toda la legitimidad del mundo. Siempre me sorprendió aquellos que le pedían a Illueca que les entregase el Hércules porque ellos sí eran herculanos de verdad y que si hacía falta desaparecer se desaparecería. Como si a Illueca eso le importase, como si el IVF se tuviese que preocupar del bien de la empresa una vez vendida. El IVF, Hacienda o la Administración que sea quiere su parte. En euros de verdad, de los de la cara de Su Majestad el Rey. Euros y no huevos de los de poner en la cesta, como diría Falagán.

    Nos sigue costando asumirlo pero es lo que hay. Es más, están las cosas en la política local como para intentar que medien por nosotros. Al final, aunque en los juzgados el Hércules sea de Champions, por una tontería o un calentón se puede torcer la cosa. Siempre será mejor arreglarlo pronto que tener que llamar a Saul. La otra opción es que el que no sirva para esto recoja y se marche. La puerta siempre ha estado abierta para entrar y para salir. Total, al final lo va a arreglar el mismo que lleva haciéndolo años.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook